Compartir
Publicidad

Consigue los empleados adecuados para tu empresa

Consigue los empleados adecuados para tu empresa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Competir con una multinacional no sólo por estar en el mismo mercado y tener que atraer a los mismos consumidores, sino también porque tenemos los mismos recursos. A veces es muy complicado atraer a nuevos trabajadores a nuestro negocio por esta misma razón. No van a cambiar su residencia por estar cerca de ti, no van a dejar un negocio mejor pagado por ti y posiblemente no vayan a rechazar una oferta de una gran compañía por estar a tu lado.

Si a esto le unimos la dificultad de garantizar aumentos de sueldo la batalla contra las grandes empresas por conseguir a buenos empleados parece perdida. Por eso es importante no sólo sentarse y esperar a que los candidatos lleguen sino estar preparados también para ellos. Hay que vender nuestra idea de negocio, nuestras oportunidades, todo. Captar su interés para que ellos mismos vean las ventajas de trabajar con nosotros.

Algunas de las ideas que podemos tener en cuenta para ello son:

  • Estar preparado para las posibles preguntas que nos puedan hacer. Podemos estarlo aún más si investigamos al posible candidato antes de la entrevista.

  • Vende tu idea. Seguro que tienes grandes planes para tu negocio, a dónde quieres llegar o qué idea tienes de tu empresa en los próximos dos años.

  • Si acabas de empezar con tu negocio y no tienes mucho que vender, tienes que venderte a ti mismo. Se positivo y confiado respecto a tus posibilidades y tu futuro.

  • Es fundamental dar una buena imagen del sitio donde trabajas. Sería bueno mostrar que tienes suficiente espacio, buenas condiciones de trabajo y un ambiente, aunque no sea perfecto, agradable y que invite a trabajar. La primera impresión del lugar de trabajo puede ser importantísima a la hora de aceptar o rechazar una oferta de trabajo.

  • Piensa en los beneficios de trabajar en tu empresa. Quizá horas de trabajo más flexibles, menos stress, menos informes, menos jefes, menos reuniones… Hay muchos beneficios que puede que el futuro empleado no se haya planteado. Enséñaselos.

  • Si ya tienes algunos clientes, úsalos para vender la imagen de tu empresa y a ti mismo. Menciónalos. Si no tienes todavía puedes prepararte para nombrar futuros objetivos, muestra el trabajo que hay por hacer.

  • La confianza y la estabilidad es algo fundamental. Nadie quiere cambiar de trabajo y luego unirse a la cola del paro a los pocos meses. Muestra confianza en un futuro prometedor.

Y por supuesto, tienes que estar preparado para que rechacen tus ideas. Es bueno ser consciente de qué ventajas ofrece nuestra empresa y qué inconvenientes.

En Pymes y Autónomos | El contrato de trabajo ese gran desconocido Imagen | arenagroove

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio