Publicidad

El precio del crédito a pymes y autónomos se dispara hasta el 3,50% TAE, el nivel más alto en cinco años

El precio del crédito a pymes y autónomos se dispara hasta el 3,50% TAE, el nivel más alto en cinco años
Sin comentarios

Nos encontramos ante un contexto económico y empresarial sin precedentes en nuestra historia moderna. La crisis provocada por la pandemia ha hecho que el Gobierno se haya visto obligado a poner en marcha una serie de medidas con el fin de preservar la financiación de pymes y autónomos y evitar que una crisis de liquidez pueda poner en riesgo su viabilidad, entre las que destacan los créditos ICO.

Sin embargo, la banca no lo está poniendo nada fácil. Según las últimas estadísticas del Banco de España, correspondientes al mes de enero de 2021, la TAE de las nuevas operaciones de financiación de cuantía inferior a los 250.000 euros, que se suele asociar con las pymes y los autónomos, se situó en enero en el 3,48 por ciento TAE, casi un punto más que en el mes de diciembre de 2020 (2,55 por ciento TAE).

Este repunte se explica fundamentalmente por un mayor volumen de comisiones aplicadas en los préstamos y créditos bancarios. De hecho, el TEDR (la TAE excluyendo las comisiones) de estas operaciones de financiación aumentó tan solo cuatro puntos básicos entre diciembre de 2020 y enero de 2021, según datos del propio Banco de España. Por su parte, la TAE de estas mismas operaciones, que sí incluyen las comisiones, aumentó 93 puntos básicos.

Este dato rompe la tendencia de meses previos. En el último año, tan solo se había superado el 3 por ciento en el mes de octubre de 2020, cuando alcanzó el 3,11 por ciento TAE, llegando a caer hasta el 2,22 por ciento TAE en el mes de abril, en el periodo más crítico de la crisis sanitaria. Esta caída coincidió en el tiempo con la puesta en marcha de los avales públicos del ICO para paliar la crisis de la covid-19.

El repunte de este mes coincide con un periodo en el que las propias entidades habían asegurado un endurecimiento en las condiciones ante las dificultades provocadas por las restricciones que tienen como objetivo frenar la expansión del coronavirus en España. Además, contrasta con el resto de operaciones de mayor cuantía, superiores a los 250.000 euros, donde no se observan repuntes tan acusados.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio