Compartir
Publicidad
Publicidad

Tímidos datos de recuperación económica

Tímidos datos de recuperación económica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Banco de España ha publicado recientemente su Boletín Económico correspondiente al mes de junio. Este último informe trimestral de la Central de Balances, refleja que en el primer trimestre de 2010 las empresas no financieras continuaron en la tendencia de recuperación de su actividad, confirmando los datos de los últimos meses de 2009 que ya indicaban esta tendencia.

De los datos contenidos en este boletín (PDF) se desprende que las empresas no financieras aumentaron su beneficio neto un 4,8% en el primer trimestre del año, esta evolución contrasta con la caída del 27,9% registrada en el mismo período de 2009. La recuperación está siendo progresiva y moderada y no se traslada a los datos de empleo e inversión que denotan que ámbos se siguen reduciendo.

Según aparece en el informe, el valor añadido bruto (VAB), que mide la actividad productiva, creció un 2,6% en los tres primeros meses de este año, frente al retroceso del 12,5% contabilizado en el mismo período del ejercicio precedente. Según el Banco de España "esta incipiente recuperación de la actividad de las empresas no ha venido acompañada de una mejoría del empleo, que ha continuado descendiendo, ni de la inversión empresarial".

Los datos de este informe denotan que las empresas, debido a la crisis, han tenido que ajustar mucho sus planes económicos y que los ajustes en las actividades y de plantillas pueden haber surtido efecto y puede ser que se vea un atisbo de recuperación. También podemos comprobar que esa recuperación, si se confirma, va a ser lenta y que mientras el entorno sea favorable podrá sostenerse, pero la composición de nuestra economía le hace vulnerable a cualquier turbulencia económico-financiera que pueda producirse.

Desde mi punto de vista, la principal esperanza para que la creación de empleo pueda ser una realidad hay que ponerla en la creación de nuevas empresas en sectores con posibilidades de desarrollo. Las grandes empresas que han reajustado sus plantillas a sus necesidades de producción no van a generar más puestos de trabajo a corto plazo y las pymes que acaban de reducir personal se lo van a pensar dos veces antes de contratar a más trabajadores. Por eso se hace necesaria la promoción y el fomento de nuevas iniciativas empresariales que sean capaces de crear empleo cualificado y de calidad.

Aun así la generación de más puestos de trabajo va a ser un proceso muy lento por lo que no vamos a poder ver un descenso evidente del número de parados, si exceptuamos la campaña de verano de esos sectores estacionales que basan su actividad en estos meses estivales. Por eso, y previendo que una vez que pase la temporada estival volveremos a ver unas cifras de crecimiento excasas o negativas, es primordial que se tomen medidas que favorezcan la actividad de pymes y emprendedores.

En Pymes y Autónomos | Medidas para el estímulo económico en las pymes I Imagen | Antonio Tajuelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio