Compartir
Publicidad
Publicidad

Plan de carrera: empezar de soldado

Plan de carrera: empezar de soldado
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Hace unos días hablábamos en ¿Seguro que quieres trabajar con la familia? de que la tercera generación de una familia de empresarios dilapida lo que administró la segunda y levantó la primera. Empezar de “soldado” para luego ir subiendo el escalafón empresarial suele ser una buena forma de conocer los entresijos de una empresa. Incluso se trata de una fórmula que muchos licenciados universitarios aceptan para cimentar su plan de carrera en la empresa que les interesa. Algo similar es lo que parece haber diseñado Amancio Ortega, el de Inditex, para su hija Marta de 23 años. Que comience desde abajo. Que observe los engranajes del gigante. Que sepa lo que sienten los empleados de la base.

Marta estaba de incógnito en una tienda de Zara en Chelsea hasta que los compañeros han atado cabos. Tímida y trabajadora, así la han definido. Según se comenta, Marta seguirá imbuyéndose del funcionamiento del imperio que está llamado a heredar, esta vez viajando a Singapur y Japón, para volver después de un tiempo y otros viajes al Zara de Chelsea. Entonces Marta ya sabrá lo que es pasar por los distintos departamentos del negocio: desde el diseño hasta las ventas pasando por las labores financieras, la logística o la confección.

Lógicamente, su padre quiere que conozca el negocio al detalle para que sepa lo que hereda. No es mal rodaje para la rica heredera aunque hacer las “prácticas de empresa” con un “colchón” de 17.600 millones de euros (lo que vale Inditex) y en la empresa de papá no son ni parecidas a las que hizo su padre cuando se lanzó a vender batas de diseño en una furgoneta por los pueblos gallegos (o por lo menos eso es lo que cuenta la leyenda).

Imagen | Otis Vía | La verdad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio