Compartir
Publicidad

Los falsos autónomos de la economía digital, Inspección de trabajo sanciona a Deliveroo

Los falsos autónomos de la economía digital, Inspección de trabajo sanciona a Deliveroo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los sectores de la economía digital que han hecho más ruido meditico ha sido el de los riders, los repartidores de pedidos en bicicletas de plataformas digitales como Deliveroo. Tal y como establece su contratato con la compañía son prestadores de servicios y tienen que darse de alta como autónomos. Pero lo cierto es que la Inspección de trabajo no está de acuerdo y considera que son falsos autónomos, puesto que deberían ser asalariados.

Se trata de una sentencia que la startup puede recurrir, por lo que sería el primer paso para esclarecer un modelo de negocio que traslada todos los costes laborales a sus empleados. La empresa evita dar de alta en la Seguridad Social a sus más de 1.000 trabajadores. Se reclama por dicho motivo 160.814,9 euros por las cotizaciones no pagadas, más los recargos correspondientes.

Y esto solo por el poco más de un centenar de trabajadores de la empresa en Valencia, que es donde la Inspección ya ha terminado sus actuaciones, porque lo cierto es que hay más actuaciones pendientes de concluir por la inspección en Barcelona o Madrid. Lo cierto es que la empresa tiene pensado recurrir, dado que en otros países si se han reconocido sus condiciones y trabajadores como autónomos.

Lo cierto es que a muchas empresas les gustaría adoptar este modelo de relación laboral con sus empleados. Se trasladan los costes laborales hacia ellos, pero a la vez siguen sujetos a horarios, organización e incluso medios de trabajo, por lo que son todo ventajas. Además ellos fijan el precio por hora para sus repartidores y no al contrario.

Podemos poner el ejemplo de otro sector de la economía. ¿Qué ocurriría si en lugar de repartidores fueran abogados o electricistas, fontaneros, albañiles? Tienen que estar disponibles para ir a trabajar en un determinado horario x días a la semana, comprometerse a realizar el trabajo y si un declina varias veces no le vuelven a contratar. Ya bastante maltratados están los autónomos, como para además permitir este tipo de situaciones.

Ya hemos visto como muchas empresas se sienten injustamente tratadas cuando se enteran que pagan muchos más impuesto que Apple, Facebook o Google. Si a esto le sumamos que tampoco tienen que hacer frente igual que ellos a los costes laborales, lo cierto es que será el fin para muchas de ellas y un problema para el mercado laboral.

En Pymes y Autónomos | ¿Inspeccionar a la economía colaborativa? Mejor a autónomos y comercio tradicional que no tienen tantos abogados

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos