Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Inspeccionar a la economía colaborativa? Mejor a autónomos y comercio tradicional que no tienen tantos abogados

¿Inspeccionar a la economía colaborativa? Mejor a autónomos y comercio tradicional que no tienen tantos abogados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La economía colaborativa muchas veces aprovecha la falta de regulación en un sector muy innovador para montar el negocio a un menor coste. Esta es en muchas ocasiones su gran ventaja competitiva respecto a la competencia. Pero en otras ocasiones lo que hacen es trasladar los costes laborales hacia los propios trabajadores. Para ello se sirven de un contrato mercantil y la figura de los falsos autónomos.

Y parece que tienen vía libre por parte de los legisladores para seguir haciéndolo. Ni Hacienda ni Inspección de Trabajo van a poner el foco en ellos. Mejor dedicarse a meter miedo al pequeño comercio y los autónomos de toda la vida, que tienen menos abogados para defenderse.

Moción rechazada en el Senado

Al menos esto parece deducirse del rechazo en el Senado, por parte de la Comisión de Empleo y Seguridad Social de una iniciativa presentada por el Grupo de Podemos para fiscalizar las empresas basadas en la economía digital o colaborativa.

El objetivo era que la inspección de trabajo revisara las condiciones de determinados trabajadores en conocidas empresas de economía colaborativa que ven como sus derechos laborales quedan recortados. La empresa impone horarios, condiciones de cobro y prestación de servicios o sanciones. Además se sustituye a trabajadores de cuenta ajena, por autónomos.

En muchos casos se aprovecha la tarifa plana y su extensión en la nueva ley de autónomos, para lograr unos ingresos mínimos, pero que a la hora de la verdad no son rentables en cuanto tienen que pagar la cuota completa.

No se trata tanto de limitar las posibilidades de la economía colaborativa, sino más bien de establecer un marco laboral donde se respeten los derechos de trabajadores y autónomos, que son el eslabón más débil. Además en muchos casos se establece una competencia desleal con otras empresas que no establecen este tipo de relaciones laborales.

Y ya vamos tarde para el futuro del mercado laboral

El problema no es que no se regule, sino más bien que ni siquiera se tiene en consideración. Y esto supone que cuando se aborde esta cuestión será tarde, habrán desaparecido empresas y puestos de trabajo fagocitadas por estas empresas de economía colaborativa.

Y también será un problema para la Seguridad Social, donde sus ingresos serán menores, con muchos nuevos autónomos cotizando muy poco con esta tarifa plana. Eso si, las estadísticas salen y dirán que la tarifa plana es un éxito.

En Pymes y Autónomos | Los falsos autónomos siguen al alza mientras la inspección mira hacia otro lado

Imagen | Skitterphoto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio