Compartir
Publicidad
Publicidad

El gobierno quiere penalizar a las empresas que abusen de la contratación temporal

El gobierno quiere penalizar a las empresas que abusen de la contratación temporal
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que el Gobierno quiere impulsar los contratos indefinidos, pero además de bonificar este tipo de contratos, está dispuesto a penalizar a las empresas que abusen de la contratación temporal. Al menos eso es lo que tiene encima de la mesa en su reunión con los agentes sociales, sindicatos y patronal.

Los acuerdos quieren tenerlos cerrados antes de final de año. Se establecería una penalización, en forma de incremento de las cotizaciones por desempleo, para aquellas empresas que abusan de la contratación temporal. Pero también de aquellas que tienen una excesiva rotación en sus plantillas.

Se bonifica la estabilidad de las plantillas y se penaliza el temporalidad excesiva

Al contrario se bonificará a las empresas que tienen una estabilidad en sus plantillas y a la vez mantengan una mejor ratio de contratos fijos. Lo malo es que el límite fijado por el tipo de empresa o el sector en el que se trabaje estaría determinado por la negociación colectiva, que ya quedó muy tocada tras la última reforma laboral.

También se incrementarán las actuaciones de Inspección de Trabajo para evitar el fraude en la contratación. Especialmente se van a revisar los contratos temporales sin causa o se va a modificar el régimen sancionador. El objetivo es que no compense a las empresas realizar contratos temporales.

La contratación temporal tiene que ser la excepción, no la norma en las empresas

A la vez se quiere poner en marcha de una vez el contrato temporal con indemnización creciente, que podrá mantenerse hasta un máximo de tres años, trascurridos los cuales la empresa indemnizaría a los trabajadores con 20 días por año trabajado. Si el despido se produce en el primer año, la indemnización sería de 12 días. Se trata de acercar la indemnización de todos los contratos, tanto los temporales como los indefinidos.

Con todas estas medidas se busca reducir la excesiva temporalidad del mercado de trabajo, algo endémico en el caso de España. Se explica por el peso de sectores como el turismo o la construcción, pero lo cierto es que aquí se podría utilizar la figura del fijo discontinuo, que no todas las empresas utilizan.

Tampoco favorece la contratación estable los nuevos modelos de trabajo, la uberización de la contratación o la cada vez más demandada opción de contratos por proyectos de determinados profesionales. Todo ello nos lleva casi irremediablemente a la inestabilidad laboral, el fin de los contratos fijos de los que huyen muchas de las startups de nueva creación que fomentan un modelo de negocio con unas cargas laborales mínimas.

En Pymes y Autónomos | ¿Tendré derecho a indemnización cuando termine mi contrato temporal? El TJSM todavía no lo ha dejado claro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio