Cuéntame cómo te ha ido autónomo desde la década de los 70

Cuéntame cómo te ha ido autónomo desde la década de los 70
Sin comentarios

El autónomo o trabajador por cuenta propia existe desde que el mundo es mundo. Pero fue a principios del siglo XX, con la Ley de Accidentes de Trabajo en 1900 y con la Ley de Contrato de Trabajo en 1931 cuando su figura fue tomada en serio normativamente hablando.

Tuvo que llegar la década de los 70 para que el Boletín Oficial del Estado (BOE) en el Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, les pusiera nombre al igual que El Principito: Concepto de trabajador por cuenta propia o autónomo.

Uno. A los efectos de este régimen especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas.

El Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) y su evolución desde los 70

El RETA ha sufrido cambios a lo largo de los años, por un lado, esto ha ayudado a amparar legalmente a la figura del autónomo, por otro, ha significado cambios tanto positivos como negativos para el trabajador por cuenta propia.

El autónomo es un perfil heterogéneo, tal y como vemos en el Estatuto del trabajo autónomo. Autónomo puede ser un periodista, un diseñador gráfico, un agricultor, un abogado o un médico. Pero las reglas son iguales para todos.

El Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA)

El mencionado Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA) entró en vigor El 11 de julio de 2007 con la Ley 20/2007 que regula el trabajo de las personas inscritas al RETA.

Esta ley estableció un marco de protección social y económica para todos los autónomos. En la actualidad regula el régimen jurídico de los autónomos, sus derechos y deberes, las garantías económicas, la protección social, los derechos de asociación.

2024, el futuro inmediato del autónomo

Si en 2010 se estableció un sistema de protección por cese de actividad. En 2013 se creó la “tarifa plana” y se tomaron otras medidas con el objetivo de favorecer el emprendimiento.

2017 y 2018 fueron años donde adaptaron las bases máximas y mínimas de cotización y se clarificó la deducción de algunos gastos, 2019 fue el año de la igualdad y de la conciliación.

Si la trayectoria del autónomo estuviera al inicio de una nueva temporada cual serie ficticia, ¿qué esperaríamos en el próximo capítulo en 2024?

  • 2023 ha supuesto el cambio del sistema de cotización de los autónomos, que llevará a ajustes de cuota y regularización en el próximo 2024 y la posible entrada en funcionamiento de la franquicia del IVA.
  • Los autónomos que ganen entre 670 euros o menos y 1.166,70 euros, ven reducida la base de cotización entre un 2,17% y 3,85%.
  • A partir de junio de 2024 se dará primera regularización de cuota cuando la Agencia Tributaria pase a la Seguridad Social los datos de rendimientos presentados por los autónomos en la declaración de la renta.
  • El nuevo impuesto, Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) implicará que partir de enero de 2024, las aportaciones a realizar por cada trabajador que tenga contratado subirán un 0,1%, pasando del 0,6% de cotización por contingencias comunes de 2023 al 0,7% que tendrán que pagar en 2024.

2024, un año para recordar por todos los autónomos porque promete con todos los cambios que se avecinan.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio