Compartir
Publicidad

Cuando tenemos que ir más allá de la rentabilidad y el beneficio

Cuando tenemos que ir más allá de la rentabilidad y el beneficio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más que nunca, debido al delicado estado de nuestro medio ambiente, necesitamos empresas y empresarios que cambien la forma de hacer negocios. Necesitamos empresarios que piensen más allá de la rentabilidad y el beneficio y que tengan una visión del largo plazo y la sostenibilidad. Es innegable la importancia de los beneficios, pero si saqueamos a la naturaleza el recorrido a largo plazo es corto.

Debemos tener en cuenta las consecuencias a largo plazo de nuestras acciones, nuestra sed de energía y una cultura de consumo derrochador no conducen al sostenimiento de nuestra realidad para los 7100 millones de personas en este planeta. Tenemos que encontrar un equilibrio que ponga en valor la ganancia, la sociedad y el medio ambiente en condiciones de igualdad.

Afortunadamente, hay esperanza, hay compañías que incorporan prácticas sostenibles en sus programas de gestión empresarial. Hay una gran cantidad de trabajo por hacer para transformar las grandes y las pequeñas empresas en mejores administradores del planeta, sin embargo es evidente que esta línea de pensamiento está ganando impulso.

Una encuesta realizada recientemente a cerca de 3.000 ejecutivos de empresas reveló que el 70 por ciento de las empresas incluyen la sostenibilidad como parte de sus programas de gestión . Dos tercios de los encuestados indicaron que la sostenibilidad "era necesaria para ser competitivos en el mercado actual", según el estudio realizado por el MIT Sloan Management. Una mayoría de los encuestados dijo que las prácticas de sostenibilidad están revertiendo directamente en sus ganancias.

Puede haber costos iniciales al enfocar una empresa hacia una filosofía de responsabilidad social corporativa y la preocupación ambiental, pero la recompensa puede tener un enorme potencial a través del uso inteligente de materiales reciclados, la eficiencia energética y un profundo respeto por la conservación del entorno.

Los propietarios de un pequeño negocio no necesitan miles de euros de inversión para hacer lo que es correcto para su comunidad y el medio ambiente. Cambios sencillos: ¿para qué imprimir un documento de 10 páginas cuando se puede enviar por correo electrónico? Decirle a nuestros clientes de dónde se obtienen los materiales para sus productos, o si colaboramos con un productor local para obtenerlo. Cualquier mínima acción tiene impacto.

Las empresas que sean más honestas y abiertas generarán más confianza en sus clientes sobre sus negocios.

En Pymes y Autónomos | España en el "top ten" de empresas sostenibles

Imagen | Kevin Dooley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio