Compartir
Publicidad

Balance de la crisis: los ayuntamientos no pagan porque no quieren

Balance de la crisis: los ayuntamientos no pagan porque no quieren
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la sesión de control parlamentaria, el Presidente del Gobierno ha avanzado las cantidades de proyectos que el ICO ha avalado para autónomos y pymes. Dentro de los datos porporcionados por el presidente, me quedo con el avance de avales materializados en la línea ICO avales de anticipos. Veamos el desglose de las fuentes financieras del ICO: * 1.300 millones euros para financiar a 59.000 autónomos y a 130.000 empresas, la mayoría pymes. * Se han descontado 45.000 facturas a más de 4.000 pymes y autónomos por un valor de 152 millones de euros. A priori, parecen unas cifras excelentes y pueden hacer parecer al ICO como un instrumento vertebrador de la corriente financiera y necesidades de financiación de la pyme. Ahora veamos los resultados que e preveían. Una de las medidas estrella que se vendió hace sólo unos meses, fue la línea ICO anticipos para pymes y ayuntamientos. La dotación inicial de esta línea era de 3.000 millones de euros. Casi nueve meses después de la puesta en marcha de esta linea de liquidez, destinada exclusivamente a poder cobrar las facturas impagadas por ayuntamientos y entidades locales, nos encontramos con que sólo se ha cubierto un porcentaje irrisorio de la línea, un 5% del total.

Si partimos de la premis que los ayuntamientos tienen una deuda estimada con las pymes que se puede evaluar en unos 30.000 millones de euros y sólo se han conseguido canalizar 152 millones de euros por esta vía pueden darse dos tesituras: * Los ayuntamientos han pagado por la vía ordinaria a las pymes, que no se lo cree ni Enjuto Mojamuto o * Los ayuntamientos no aceptan siquiera el reconocimiento de deuda previo para poder descontar la factura por parte de la pyme. En su momento ya avisé que el procedimiento requería el reconocimiento de deuda por parte del ayuntamiento, para que las entidades financieras procedieran a descontar las facturas.

Pero vistos los resultados, los ayuntamientos presentan la peor morosidad de las posibles. No reconocen la deuda y no pagan porque no les da la gana. Cada día que leemos la prensa nos encontramos con más casos de faltas de suministros en los ayuntamientos, como son cortes de teléfono, o alumnos que tienen que llevar el papel higiénico a los institutos.

Obviamente esta situación va a empeorar y la única vía de presión que le queda a las empresas es cortarle radicalmente todos los servicios a la administración moroso. Si no pagan y sólo derrochan el dinero, que tampoco puedan trabajar. Así al menos, no seguirán campando por sus fueros, los nidos de corrupción local que gobiernan la mayoría de ayuntamientos.

Vía | La Moncloa En Pymes y Autónomos | Ayuntamientos: pagad a las pymes vuestras deudas Imagen | G Paunier

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio