Publicidad

¿A qué viene esa obsesión para que los artistas trabajen por amor al arte? Caso UEFA

¿A qué viene esa obsesión para que los artistas trabajen por amor al arte? Caso UEFA
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En esta ocasión ha sido la UEFA (Unión de Federaciones Europeas de Fútbol) que celebra el próximo 1 de junio la final de la Champions League en Madrid y la organización del evento pretende reclutar 200 artistas –"bailarines, deportistas, estudiantes de teatro"– para actuar gratis antes de dar inicio al partido.

La Confederación de Artistas Trabajadores del Espectáculo (ConARTE) critica el "abuso" que supone esta convocatoria y la ha denunciado ante la Inspección de Trabajo. Esta cita es la más grande del fútbol europeo, mueve miles de millones de euros, y busca bailarines "voluntarios" para su ceremonia de apertura y que bailen por amor al arte.

Los medios de comunicación se han hecho eco, ¿no tienen derechos los artistas?

El anuncio para la búsqueda de bailarines fue publicado en la página Danza.es, dependiente del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (INAEM). El enlace en el que estaba publicada la oferta ahora informa de que "ha caducado", porque tenía vigencia hasta el pasado 2 de mayo.

Pero por declaraciones vertidas de personas que están al frente de instituciones que defienden el trabajo del artista, lo que están es avergonzados tras el aluvión de críticas que les han llovido. Parece mentira que en un ámbito como el futbolístico donde dinero parece no faltar, se menosprecie toda una carrera para formarse, como es la de un bailarín.

Profesiones de primera y trabajos de segunda a la hora de remunerar

Parece que en el imaginario colectivo se hubiera instalado la idea de que un artista: dibujante, pintor, escritor, bailarín..., no se forma o no invierte parte de su vida en aprender y formarse, de hecho son disciplinas donde el aprendizaje no termina nunca.

¿Por qué es lícito entonces 'contratar' a un dibujante para un evento donde se le pagará tras realizar dibujos de los asistentes, con poder dejar su tarjeta?

El artista, el creativo..., no vive de los aplausos ni de los seguidores que tenga en las redes sociales si expone parte de su obra, vive de vender sus trabajos. ¿Acaso no hay que comprar pintura, material para elaborar una escultura? ¿Acaso no hay que asistir a clase de danza y no son precisamente gratis?

Cuando un país se toma en serio a estos profesionales, es cuando demuestra tanto su nivel de madurez, como de respeto hacia unos trabajadores que por ahora, siguen sin verse como un electricista o un profesor. Por ambas profesiones, te pagan por tu servicio, no te aplauden al terminar.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios