¿Por que se debería reducir la burocracia en las empresas?

¿Por que se debería reducir la burocracia en las empresas?
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Es habitual que cuando se presentan los programas electorales una de las medidas estrellas que vemos en la mayoría de los partidos políticos es la reducción de la burocracia que necesitan las empresas para funcionar en su día a día. Pero lo cierto es que luego cuando se forman los Gobiernos eso no suele traducirse en algo efectivo, a pesar de que supondría una mejora evidente para los negocios. Por eso vamos a ver por qué se debería reducir la burocracia en las empresas.

Y aquí no hablamos solo del momento de constituir la empresa. Este paso es importante, pero una vez finalizado no impacta en el negocio. Da igual que el negocio se pueda poner en marcha en un día, en tres o una semana. Una vez asumidos los tiempos no debería haber problema.

Son peores otras tareas burocráticas que tienen que realizar las empresas de forma recurrente, año tras año y mes tras mes para poder ejercer su actividad. Es aquí donde el impacto suele ser mucho mayor. Y en muchos casos las empresas se quejan con razón.

Más burocracia implica más gasto

Porque no se trata de una inversión, no va a transformarse en algo productivo y no hay retorno de la inversión. Las cuestiones que tiene que poner en marcha una empresa para operar, desde el cumplimiento de la LOPDPGDD al registro horario o el salarial, pero también la prevención de riesgos o la renovación de licencias suponen tiempo, recursos humanos y materiales que no se ven traducidos en un aumento de la facturación.

Y lo que es peor. Muchas de las compañías lo hacen para cubrir el expediente, no va a suponer una mejora real. Se trata en definitiva de pasar el trámite lo antes posible para poder seguir adelante con el resto de tareas que si tienen un reflejo en la facturación.

Al final se ve como algo innecesario que impacta en sus cuentas, más de lo que incluso tienen contabilizado. Los negocios saben cuánto suma la factura de la empresa que les lleva la Prevención de Riesgos Laborales, de la que les lleva la protección de datos o cuánto les ha costado el programa para registros horarios o salariales.

Pero lo que no se suele contabilizar es el tiempo que alguien pasa dedicado a estas tareas, que a lo largo del año pueden ser muchas horas. La cuestión aquí es si es o no útil estas cuestiones burocráticas. Y aquí es donde entramos de verdad en el problema. Porque muchas empresas cargan con la responsabilidad de lo que otras hacen mal.

¿Sirve de algo cumplir con los riesgos laborales? Aquí depende mucho del sector. No es lo mismo una obra que una oficina, pero ambos tienen que tomar medidas igualmente. La realidad es que si pensamos que en 1990 morían casi 2.000 personas al año por accidente laboral y en 2019 no llegaron a los 700 está claro que sí.

En otras medidas burocráticas que añaden más obligaciones como el caso de el registro horario hace falta más tiempo para ver su impacto, lo mismo que ocurre con el registro de salarios. El problema entonces no es tanto de utilidad, sino de facilidad de cumplimiento. Es aquí donde se tiene que simplificar y dar más facilidad a las empresas.

Temas
Inicio