Compartir
Publicidad
Publicidad

El valor de lo familiar

El valor de lo familiar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace unos días, para ser más exacto el pasado jueves, leyendo la edición impresa de "El Economista" me llamó la atención una entrevista al Vicepresidente y Consejero Delegado del grupo Sol Meliá, D.Gabriel Escarrer que aparecía bajo el titular

Tenemos un gran lastre, que es ser percibidos como una empresa española

El primer pensamiento que me produjo es que sería una de las innumerables entrevistas en la que se denosta a la marca España. Afortunadamente me equivoqué ya que la entrevista versaba más bien sobre el concepto que perdura en este grupo empresarial de empresa familiar.

En el caso particular de Sol Meliá quiere que perdure ese carácter de empresa familiar que tan buenos resultados económicos le está aportando. Esto tiene mérito al tener en cuenta el tamaño y la proyección internacionalización que imprimen a su proyecto empresarial.

Esta conducta en el panorama empresarial español no es exclusiva de Sol Meliá, pues hay bastantes ejemplos de multinacionales españolas que se basan en un modelo de empresa familiar como es el caso de Acciona, con la familia Entrecanales; Ferrovial con la familia del Pino; o Abengoa con la familia Benjumea. Es realmente llamativo como siendo multinacionales y cotizadas en bolsa no pierden ese carácter initimista en el que los órganos ejecutivos son mayoritariamente dominados por las propias familias.

En el caso que me ocupa la entrevista hacía mención de que en el caso particular de Sol Meliá ellos no deshechan el incluir en el Consejo a externos al núcleo familiar con la intención de profesionalizar la gestión, si bien no es el modelo por el que optan actualmente, ya que los resultados de la entidad no les indica que su gestión sea desacertada.

De todos modos, el crecimiento de una empresa no tiene que significar que tenga que perder su carácter e identidad, ni que sus fundadores tengan que quedar relegados a un segundo plano. En los casos expuestos son todas empresas cotizadas en el IBEX y, sin embargo, mantienen a sus miembros familiares en el Consejo de Administración.

Por cierto, el titular al que hacía menciónal principio correspondía a una frase sacada de contexto, pues estaba incluida dentro de una reflexión sobre la evolución en bolsa de los títulos, ya que a pesar de crecer un 18% en 2010, entendía que se habían visto lastrados por la evolución del IBEX que cayó un 17%.

Imagen | Hugo90 En Pymes y Autónomos | Empresa familiar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos