Compartir
Publicidad

Estar 24 horas disponible (en el móvil personal) es abusivo y... poco productivo

Estar 24 horas disponible (en el móvil personal) es abusivo y... poco productivo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estar las 24 horas de los siete días de la semana disponible no era asunto sencillo hace tan sólo unos años. Sin embargo, la llegada de los smartphones lo ha cambiado todo. A tan sólo un clic, un trabajador puede consultar el correo electrónico o los mensajes relacionados con su trabajo. Sin embargo, está comprobado que no sólo es abusivo, sino que también es poco productivo.

Y para llegar a ambas conclusiones, uno puede apoyarse tanto en una sentencia de la Audiencia Nacional tras la denuncia de los sindicatos en una empresa como en un estudio de las universidades de Florida, Michigan y Washington. Veamos.

El trabajador no tiene por qué dar su móvil

En estas mismas líneas hemos asegurado que la ‘hiperconectividad’ que acarreaban las nuevas herramientas digitales obligaba a una regulación en la empresa. Ahora, una sentencia firmada a finales del mes pasado en la Audiencia Nacional da un paso: un trabajador no tiene por qué facilitar su número de móvil, ni disponer de medios propios (móvil e internet) para enviar y recibir comunicaciones con la compañía.

Tal y como informa Expansión, la Audiencia califica como abusiva la cláusula por la que la compañía advertía al trabajador que cualquier comunicación relativa al contrato, relación laboral o puesto de trabajo podría ser enviada vía sms o correo electrónico. A ello, se unía que el empleado debía comunicar a la firma “de forma fehaciente y a la mayor brevedad posible” cualquier incidencia con respecto a lo enviado en esas comunicaciones.

Es evidente que esta sentencia quedaría sin efecto en el momento en el que la empresa le facilitara una línea móvil y un dispositivo al trabajador. En este caso, serían herramientas de la compañía y, por tanto, no se podría extender esa calificación de abusivo. Pero, se trata de un paso interesante en el objetivo de regular la necesaria desconexión de los trabajadores. No sólo porque pueda ser un abuso, sino porque también es poco productivo.

Impide descansar y mejorar la productividad

Y ese impacto en la productividad ha sido medido por unos investigadores de varias universidades norteamericanas, del que se ha hecho eco el blog de la Harvard Business Review. Un impacto que, fundamentalmente, se centra en el sueño y el descanso de los trabajadores que se ve seriamente afectado si no se logra desconectar de asuntos de la empresa a través de la consulta del móvil fuera del horario laboral.

La hipótesis era sencilla: el uso de smartphones para exprimir un poco más la jornada por la noche acarrearía una menor participación en el trabajo al día siguiente. Se llevaron a cabo dos estudios, uno entre gerentes y otro entre trabajadores. Y en ambos la conclusión fue la misma: los efectos sobre el rendimiento son evidentes.

Y, ¿qué solución se puede plantear? Desde la Universidad de Harvard, insisten: respetar las últimas horas del día y la noche para desconectar completamente del trabajo y establecer horarios en los que se espera que el trabajador responda al correo electrónico, los mensajes o las llamadas.

En Pymes y Autónomos | La ‘hiperconectividad’ debe implicar una regulación en las empresas, No es mejor empleado el que está 24 horas conectado Imagen | liewcf

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio