Publicidad

Cuidado con esa factura que te ha llegado por correo electrónico

Cuidado con esa factura que te ha llegado por correo electrónico
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En las empresas es muy normal recibir facturas por correo electrónico. Pero en estos últimos meses muchas de ellas están recibiendo muchas más de las normales. Parece un correo legítimo, porque enmascara la dirección de envío con una conocida. Pero la realidad es que podemos tener un grave problema si abrimos ese archivo adjunto.

La verdad es que los ciberatacantes lo saben y aprovechan para que bajemos la guardia. Porque muchas veces sabemos que no hemos solicitado ninguna factura, no tienen que enviarnos nada, pero aún así abrimos el correo, primer error, y en ocasiones sin tan siquiera leerlo abrimos el archivo adjunto, segundo error.

Y a partir de aquí tenemos una puerta abierta para ejecutar y descargar otros programas. Si además no le damos importancia o no llamamos a nuestro servicio técnico, peor todavía y tercer error. Porque hemos dejado un equipo infectado, que puede que no funcione mal, que no notemos nada, pero que está siendo controlado por otro.

En ocasiones el problema está en que muchos de estos usuarios trabajan con muchos más privilegios de los que deberían, son administradores, en lugar de usuarios o tienen desactivado el control de cuentas de usuarios, algo que por lo menos debería hacerles sospechar si les piden elevación de privilegios. Y esto ocurre sobre todo en las pymes, que trabajan por lo general en grupo de trabajo.

Y no sirve eso de que el mejor antivirus es el sentido común. La realidad nos dice que la mayoría de la gente baja la guardia, incluso aquellos que tienen conocimientos avanzados pueden caer. Y seguimos haciéndolo año tras año. No es que no cerremos la puerta a los atacantes, es que les estamos dando la llave de la cerradura.

Si a esto le sumamos que muchos no actualizan ni siquiera su antivirus o tienen sistemas operativos obsoletos, lo cierto es que no se como no ocurren muchos más problemas de los que realmente pasan. O quizás es que no se dan a conocer, porque al fin y al cabo para algunas empresas un problema de este tipo puede suponer una crisis de reputación y perder clientes.

Imagen | paulbr75

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios