Compartir
Publicidad

La profesión de rotulista artesanal en auge

La profesión de rotulista artesanal en auge
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos recordamos la época llamada dorada del cine, donde los carteles estaban pintados a mano y eran además de un reclamo para ver la película una obra de arte. De hecho, hoy día se realizan muchas exposiciones donde estos carteles se llevan las miradas de los visitantes.

En los comercios sucede lo mismo. Una de las mejores estrategias para diferenciarte de la competencia es convertir tu establecimiento, gracias a los rotulistas artesanales, en una experiencia única para el cliente. Porque un buen rótulo ayuda a vender.

Pizarras que informan y decoran gracias a un buen rotulista

Tanto en cafeterías, como en tiendas de ropa, han comprendido que a este nuevo cliente hay que mimarlo, y además ofrecerle un extra. Y la decoración que también sirve para informar es clave. No es lo mismo ver los platos del día en una pizarra escrita a mano, que leer lo que se ofrece en el local a través de rótulos originales, bonitos, que tienen algo que decir además de informarnos.

Lo que un comercio puede hacer es tomar ideas que sean locales para aplicarlas en sus rótulos. Que cuando el cliente esté allí durante unas horas sienta que se encuentra en un lugar que pertenece a su ciudad. ¿Algo retro? ¿Una referencia a un espacio popular entre los ciudadanos?

La creatividad de las palabras escritas con mimo

La fotografía fue uno de los motivos por los que esta profesión tendió a desaparecer pero había otra opción, darle la vuelta a la situación y pensar que aquello les daría libertad para poder trabajar con mayor creatividad.

Fue entonces cuando a base de trabajo y esfuerzo antiguas y nuevas tendencias se dieron la mano. El rotulista no pensó que su trabajo estaba destinado a desaparecer, al revés. Puso al servicio de sus clientes una amplia oferta de: marketing, pintura, arte, dibujo... con un fin, ser de utilidad y altamente estético.

Lo artesanal está de moda

Y no sería justo decir que sólo está de moda. Llegó, tuvo que cambiar su manera de trabajar y se quedó. El cliente final ahora Nuestro son comercios de calle que buscan distinguirse con un rótulo y una decoración que transmita una imagen cuidada, con un toque de lujo y estética tradicionales, pero a la vez renovadas.

Algunas marcas también los contratan porque en ocasiones necesitan distinguirse del resto gracias a cosas únicas y especiales que no tienen nada que ver con producción en masa. La estética tradicional sigue vigente. Se valora más allá del diseño una ejecución cuidada y auténtica.

Llenar de vida las calles gracias a los rótulos

Los comercios junto al trabajo de los buenos rotulistas buscan recuperar esos rótulos antiguos, fachadas clásicas donde el comercio era el protagonista. Aportar valor visual y estético a las ciudades y pueblos, como antaño, cuando estas obras perduraban en el tiempo.

[Vestir un comercio con elegancia, gracia o con un toque divertido siempre captará la atención del viandante](La importancia del color en las paredes de tu empresa) y una vez dentro logrará que se sienta cómodo. En un lugar donde han cuidado cada detalle, es decir no sólo les preocupa que el servicio sea perfecto, además el tiempo que se esté en el local sea para recordar.

En Pymes y Autónomos|Profesiones que perdurarán en el tiempo

Imagen|KJK_Kaiser

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio