Compartir
Publicidad

Diversión después de los cincuenta: Vigar, y el culto a los objetos atractivos

Diversión después de los cincuenta: Vigar, y el culto a los objetos atractivos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy mientras leía un listado de empresas que apostaron por la investigación hace unos años y son exportadoras gracias a la innovación, me fijé en una de ellas llamada Vigar. Esta empresa familiar dedicada a la fabricación de utensilios de limpieza para el hogar, comprendió en el año 2000 que no podía competir con los precios que ofrecían desde Asia en su sector.

Además de apostar por materiales de calidad y un excelente diseño, confiaron en el trabajo del departamento creativo. ¿Qué les ofreció? Las herramientas para diferenciarse del resto: cepillos para fregar que por su acabado casi da pena de utilizar. Esta idea va de la mano de objetos cotidianos pero que resultan diferentes, divertidos y atractivos para el usuario final. En países como Francia, Alemania, o en la región escandinava se encuentran la mitad de sus compradores que rinden culto a los objetos atractivos.

Hemos hablado de la importancia de la creatividad en la empresa. El apostar por la generación de ideas es práctico y afecta a la cuenta de resultados. Es el caso de esta empresa fundada en los años cincuenta. Encontraron una manera de diferenciarse del resto de competidores siendo arriesgados. Hasta ese momento nadie había pensado en que una escoba podía resultar un objeto bonito. Era práctico y servía para algo ídem.

Quizás en nuestro país en estos momentos, no se invierta dinero en este tipo de producto, pero sus responsables de marketing sí vieron una oportunidad en la exportación, sobre todo a aquellos lugares donde los objetos con un cierto atractivo son valorados por su diseño además de por su función.

Esta organización familiar, comprendió que debía cambiar su estrategia antes que rendirse. Representa un claro ejemplo de lo que significa seguir una intuición, además obviamente de una objetiva investigación de mercado.

En definitiva, somos una declaración de guerra a la escala de grises, una terapia contra el aburrimiento y ese espejo donde nuestros clientes pueden ver reflejada su verdadera personalidad. Porque no cambiaremos el mundo, pero al menos podemos hacerlo más divertido, es su declaración de intenciones

Este tipo de empresas innovadoras se enfrentan sin temor a la crisis porque supieron ver una oportunidad para crecer. Casi a diario observamos a jóvenes que han creado una nueva aplicación para un teléfono inteligente, pero también merecen nuestra atención y que pongamos el foco en ellas, aquellas personas que han sabido- "a pesar" de la experiencia y de llevar años en el mundo empresarial- reinventarse, lo cual les ha llevado a facturar millones de euros gracias a caminar por el lado creativo de la vida, y lo más importante: a sobrevivir en estos tiempos difíciles.

En Pymes y Autónomos|Emprender es cosa del pasado: juguetes Payá,Cuando la creatividad entra en la empresa Imagen|Vigar.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio