Publicidad

Emprender es cosa del pasado: juguetes Payá

Emprender es cosa del pasado: juguetes Payá
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando parece que emprender es una moda, resulta inspirador echar la vista atrás y recordar historias de empresarios españoles que fuero pioneros en esto de dar un paso al frente y crear negocios gracias al esfuerzo y a una dosis de creatividad importante. Emprender es cosa del pasado, y los juguetes Payá son un ejemplo.

La profesora Virgina Payá narra en primera persona su vínculo con el emprendimiento al compartir la historia familiar. Ella se define como emprendedora, apasionada por todo lo que hace y transformadora. En estos momentos resulta alentador recordar que hace años, otros españoles decidieron saltarse las normas, salir fuera para aprender de los demás. Emprender es tan antiguo como el sol y tenemos espejos donde mirarnos sin necesidad de buscar siempre modelos foráneos.

Tropecé con el blog de Virgina Payá porque es una de las profesoras de la Universidad de Alicante en un departamento importante si decides emprender. Ella asesora a futuros emprendedores y les ayuda a desarrollar sus ideas de negocio. En su perfil profesional encontramos un claro ejemplo de lo que debe ser una experta. El otro día leíamos un interesante artículo sobre aconsejar sin tener experiencia en la gestión de un negocio propio; en este caso, ella representa la idea contraria.

Esta docente entusiasta,cuenta con experiencia profesional en diferentes empresas en España y otros países extranjeros, y ha participado en Programas de Negocios Internacionales desde 2008.

Pero volvamos al tema principal: emprender es cosa de nuestros bisabuelos. Si buscamos historias que nos animen o inspiren a seguir adelante con nuestro propio negocio, encontraremos ejemplos pero casi siempre provenientes de países como Estados Unidos, lo cual es lógico.

Aunque es de justicia fijarnos en el bisabuelo de esta profesora: un artesano hojalatero que elaboraba todo tipo de menaje casero: regaderas, candiles, vasijas para los heladeros de la zona que, viviendo en un pueblo pequeño y aislado de montaña, Ibi (Alicante) vio en un momento dado que podía hacer los mismos productos pero orientados a los más pequeños de la casa y que los niños utilizaban como juguetes.

Con iniciativa y pasión por su trabajo, viajó al extranjero para conocer y aprender todo lo posible de aquel nuevo “mundo”. Por otro lado, su abuelo dormía con una libreta y lápiz en su mesilla de noche para anotar rápidamente cualquier idea que le surgiera durante sus sueños. Sueños que se hicieron realidad siendo capaces de superar infinidad de barreras y dificultades para conseguir, lo que en un momento fue, una de las empresas pioneras en el sector juguetero nacional: Payá Hermanos, S.A.

Creo firmemente que todos llevamos dentro un emprendedor en potencia, una persona capaz de ver las cosas de forma diferente y querer cambiarlas, hacerlas mejor, porque el ser humano es por naturaleza creativo e inconformista, subraya Virgina desde su blog.

Y no puedo estar más de acuerdo. El contexto ha cambiado, la situación económica es compleja pero si las trabas burocráticas y administrativas fueran menores, muchas personas con una visión de negocio, y ganas de poner en pie su propia empresa, se animaríab a dar ese primer paso como hizo su abuelo. Muchas libretas repletas de ideas no deberían quedarse en el olvido. Apostar por el talento, es apostar por una mejora en la economía de todo el país.

En Pymes y Autónomos|8 ideas para motivar en tiempos de crisis,¿Emprender o inventar?

Imagen|Fran Villena (villano)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir