Publicidad

La desagradable sensación de tener que despedir a uno de tus empleados

La desagradable sensación de tener que despedir a uno de tus empleados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Para la mayoría de empresarios, la sensación de tener que despedir alguno de sus empleados es muy desagradable y, de hecho, es una de las decisiones más difíciles de tomar, a diferencia de lo que piensan numerosos colectivos para los que la figura del empresario es algo así como un monstruo sin escrúpulos al que no le importan los sentimientos humanos.

Son situaciones que se dan mucho más frecuentemente de lo que sería deseable, y más en tiempos de crisis. Por este motivo es conveniente saber gestionar este tipo de situaciones. Si somos empresarios con personal a nuestro cargo, es altamente probable que nos toque tomar este tipo de decisiones tan traumáticas en algún momento, y hemos de estar preparados para ello. Así, tanto la empresa como el trabajador despedido saldrán ganando.

Desvincular a una persona de una relación laboral exige estar preparado, no sólo con los papeles del finiquito sobre la mesa y un buen paquete de kleenex, sino teniendo el mensaje muy interiorizado y saber gestionar nuestras emociones. Es decir, es conveniente verse implicados en estos procesos de comunicación de despidos.

En el momento de la finalización de la relación laboral han de contemplarse muchos elementos para garantizar que el proceso sea impecable. Quien comunica la salida ha de cuidar el escenario, el mensaje y, casi uno de los puntos más importantes, tiene que cuidarse él mismo: cómo se siente, con qué emocionalidad se enfrenta ante el despedido. Asertividad y comunicación no violenta son dos buenas compañeras para llevar con máximo respeto este proceso.

Y es que, si bien el momento del despido nunca puede llegar a ser un momento agradable, si puede ser un momento cuidado y en el que se atienda en todo momento las necesidades que la situación requiere. Un despedidor ante todo tiene que ser persona, y saber que es un proceso que puede llegar a ser muy doloroso, por tanto hay que cuidar a la persona como lo que es: alguien que durante un tiempo ha estado dando un servicio a la compañía y que, por el motivo que sea, ya no tiene sentido su continuidad en la empresa.

Las estrategias para comunicar despidos están a la orden del día, a pesar de lo que pueuda parecer, y existen sectores en lo que están extendidos los servicios de coaching para la comunicación de despido. Son empresas del sector TI, banca o farmacéuticas. Sin embargo, cada día más, se está extendiendo a otros sectores ante la situación actual. Para la empresa las ventajas son muchas puesto que puede mantener un nivel de imagen positivo, evitar conflictos posteriores y hace que el proceso de desvinculación sea menos doloroso.

En Pymes y Autónomos | Los defectos de forma pueden convertir un despido en improcedente Imagen | geralt

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios