Compartir
Publicidad

De emprendedor a empresario ¿es lo mismo?

De emprendedor a empresario ¿es lo mismo?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Posiblemente a quienes seguimos a Pymesyautonomos.com hace tiempo nos ha asaltado esta cuestión: ¿cuál es la diferencia entre emprendedor y empresario? ¿es lo mismo?...¿semánticamente quizá…pero realmente?

Creo que tiene poco que ver con volúmenes de facturación, personal en plantilla, instalaciones, muestras de éxito, premios…y sí con una actitud y con ciertas dosis de humildad. El punto de inflexión lo marco cuando percibes que dejas de tener un negocio o una forma de vida para ser consciente que ahora tienes una estructura que administrar y gestionar. Lo más frecuente es que consigas, en base a tu adaptación al mercado y tus conocimientos comerciales, hacerte un hueco, independientemente de la madurez del mercado y lo indiferenciado de tu producto, paulatinamente vas creciendo e incorporando a personas al proyecto, incluso es posible que dejes de estar en esa habitación casi precaria para tener tus propias instalaciones más cálidas y orientadas para trabajar.

Las premuras iniciales en las que el foco estaba puesto en gestionar mirando la tesorería y la rentabilidad de cada operación, dejan paso a una visión más holística, más en conjunto orientada a consolidar esta iniciativa empresarial.

Comienzas a ser consciente de tus fortalezas y debilidades, detectar oportunidades, generar valor para el cliente, porque eres uno de los actores en tu segmento y ya controlas las claves y las herramientas, quizá, fruto de esa humildad comiences a darte cuenta que no gestionas tan bien y que necesitas apoyarte en alguien que haga esa función y delegarla completamente.

Es el momento de invertir y comenzar a definir las bases de esta estructura, ahora es el momento, antes era prematuro, no tenías una visión completa del sector, ni una posición clara, ahora además de tener una cartera de clientes hay impacto en las operaciones que se generan.

Todo lo que invierta debe ir orientado a generar valor para el cliente porque eso generará valor para la empresa. Incluso reflexionas sobre la entrada de terceros y socios que aporten, te das cuenta que es preferible tener el 50% de algo que el 100% de nada, incluso te planteas que todas las personas que se incorporen a la empresa sean socios también, porque quieres implicación y resultados. Cuando experimentas esos cambios, estás en la senda de convertirte en un empresario…

En Pymes y Autónomos | La gestión de tesorería punto clave para la dirección empresarial Imagen | karsten.planz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio