Compartir
Publicidad

¿Puedo decidir no dar mi teléfono personal a mi empleador? El Supremo lo avala, pero pocos lo reivindican

¿Puedo decidir no dar mi teléfono personal a mi empleador? El Supremo lo avala, pero pocos lo reivindican
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Desde el pasado 1 de enero, en Francia ya es legal ignorar un correo, un wasap o una llamada de la empresa fuera del horario laboral, en concreto, más allá de las seis de la tarde. De esta manera, la legislación de nuestro país vecino trata de garantizar el derecho a desconectar con el objetivo de conciliar la vida laboral y familiar.

Pero, ¿se podría implementar este sistema en España? El Tribunal Supremo ya se pronunció en su momento en este sentido, recordando que los trabajadores no están obligados a ofrecer su número de teléfono ni su correo electrónico a sus empleadores, y que las cláusulas que indiquen lo contrario en el contrato son abusivas.

Sin embargo, una cosa es predicar y otra dar trigo. En un mercado laboral como el español, caracterizado por la precariedad laboral y los bajos salarios, las empresas disponen de antemano de todos los datos de sus potenciales empleados y, en cualquier caso, el miedo a perder el puesto de trabajo es, en muchas ocasiones, la razón por la que muchos trabajadores tragan con lo que haga falta.

En este contexto, pocos son los que se atreven a reivindicar la sentencia del Supremo. De hecho, apenas hay demandas que vayan en esta línea en los tribunales, aunque sepan que lo más probable es que el fallo de los juzgados sea favorable a sus intereses. Se prefiere llegar a un acuerdo extrajudicial e informal con la empresa antes que recurrir a juicios, lo cual podría acarrear consecuencias graves a nivel laboral para los trabajadores denunciantes.

Entonces, ¿no hay solución? La respuesta pasa por una concienciación social tanto del trabajador como de los empresarios. Sin embargo, esto no debería obstaculizar la comunicación entre ambos ni suponer un mandato legal. Finalizar la jornada laboral a las seis de la tarde es, a día de hoy, una utopía, especialmente para muchos profesionales cuyos ingresos dependen de su desempeño.

En Pymes y Autónomos | El Tribunal Supremo acaba con la obligación del registro de horas en la jornada ordinaria

Imagen | niekverlaan

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos