Compartir
Publicidad
Publicidad

Condena por llevarse los secretos de su antigua empresa a la competencia

Condena por llevarse los secretos de su antigua empresa a la competencia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Un Tribunal ha condenado a un trabajador a 3 años de prisión y a una multa de 6.000 euros por utilizar en su nueva empresa información confidencial procedente de la compañía que había abandonado anteriormente. Esta resolución reconoce el derecho de los empresarios a evitar la fuga de información considerada vital para el desarrollo de su negocio.

Un ingeniero dejó su puesto de trabajo para irse a una empresa de la competencia llevándose información confidencial, la primera empresa denunció este hecho y, ahora, el Tribunal le da la razón sancionando al trabajador con una pena pena económica que compense los daños y perjuicios derivados del hecho y condenando al mismo a pena de cárcel.

El acusado, antes de abandonar la empresa, recopiló información almacenada en el servidor de la compañía: listados de clientes, datos de trabajadores, ofertas de proyectos de ejecución que contenían datos sobre las necesidades de los clientes, precios pactados, duración del proyecto o personas de contacto.

El trabajador tenía en su contrato una cláusula de confidencialidad que le obligaba a guardar total discreción sobre todos los datos a los que tuviera acceso por sus funciones, cláusula que evidentemente vulneró con su actuación ya que además se llevó datos ajenos a los que manejaba en sus tareas.

Además la entrada en vigor de la reforma del Código Penal podría hacer que en aquellos casos similares que se produzcan a partir de ahora y en los que la nueva empresa se pueda beneficiar de la información obtenida por el trabajador, también pueda ser imputada penalmente la empresa.

No suelen ser habituales este tipo de condenas, pero no cabe duda de que las empresas han de ver salvaguardados sus derechos frente a este tipo de actuaciones. El hecho de que los trabajadores que manejen información relevante puedan "llevarse" datos en el momento de dejar la empresa puede suponer un gran problema, este tipo de sentencias pueden dar mayor seguridad jurídica para que las compañías puedan defenderse ante estos casos.

La sanción económica tiende a compensar los daños y perjuicios que la empresa pueda sufir en este tipo de actuaciones, en este caso no ha sido una cantidad muy elevada pero en otros casos puede dar lugar a indemnizaciones millonarias.

Vía | Expansión En Pymes y Autónomos | Entrada en vigor de la responsabilidad penal de las empresas Imagen | Marcel Masferrer Pascual

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio