Compartir
Publicidad

El objetivo de la contabilidad de costes

El objetivo de la contabilidad de costes
1 Comentarios
Publicidad

En una situación económica marcada por la incertidumbre en torno a la situación y evolución financiera de las empresas, la reducción de costes se ha convertido en una prioridad. Una tarea nada fácil, en especial cuando la mayor parte de ellas ya han llevado a cabo acciones, en ocasiones muy duras, para reducir sus gastos al mínimo posible.

En cualquier caso, no todas las empresas manejan de forma eficiente sus finanzas internas, lo que puede acabar aumentando de forma innecesaria sus costes. Con este objetivo, numerosas compañías utilizan una herramienta conocida como contabilidad interna, analítica o contabilidad de costes.

Y es que la contabilidad financiera, a pesar a su indudable importancia no solo de cara a la información que proporciona a los agentes externos sino también de cara a la gestión financiera, no es suficiente. La contabilidad de costes va más allá, al explicar cuál es el coste de cada proceso productivo dentro de la empresa, entendiendo como tales a aquellas áreas que transforman inputs en outputs.

En realidad, a pesar de que se confeccionan de forma separada, estas contabilidades se intercambian información y se retroalimentan. De este modo, la contabilidad de costes necesitará la información suministrada por la contabilidad financiera, mientras que esta precisará de los datos obtenidos de aquella para valorar los inventarios en almacén de la empresa.

En general, la contabilidad de costes es una herramienta que trata de explicar dónde se ha generado cada parte del resultado final y en qué cuantía, de modo que la empresa puede detectar qué departamentos o actividades de la empresa están consumiendo más recursos con el objetivo de gestionar de una manera más eficiente las finanzas de la misma.

Aunque en un principio su utilización se reducía al análisis de la estructura de costes de grandes empresas industriales (y, de hecho, antes se conocía como contabilidad industrial), en la actualidad su uso se ha extendido a todo tipo de empresas, incluyendo empresas comerciales y de servicios, grandes, medianas y pequeñas.

En Pymes y Autónomos | Cómo definir centros de costes en una empresa

Imagen | Jorge Franganillo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio