Información Financiera-PYME, la clave para saber el estado de las finanzas de la empresa

Información Financiera-PYME, la clave para saber el estado de las finanzas de la empresa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las pymes,  especialmente las más pequeñas, muchas veces no tienen tantos recursos en el área financiera y realmente no tienen clara cual es su situación económica. Es aquí cuando pueden sacar más partido de los informes que facilitan las entidades de crédito. Un ejemplo es Información Financiera-PYME, la clave para conocer el estado de las finanzas de la empresa.

Es un informe que nos ofrecerá nuestra entidad financiera si la pyme lo solicita, aunque puede tener un coste asociado. ¿En qué nos puede ayudar? Fundamentalmente para saber que nivel de endeudamiento tiene nuestra empresa, qu´e líneas de crédito o préstamos. Es especialmente interesante si lo que buscamos es reunificar deudas y préstamos ante la subida de tipos.

Información Financiera-PYME, la clave para obtener financiación

Es un informe muy completo en el que se resume la situación financiera, el nivel de endeudamiento y el historial de pagos de la pyme. Además, en el informe se ha de incluir una calificación de riesgo que es la clave para las entidades a la hora de decidir si te conceden financiación o no.

Pare ello se evalúan los últimos estados financieros, la información fiscal, en el caso de los autónomos, la antigüedad de la empresa como clientes, el sector económico en el que se mueve, etc. También se van a revisar cuestiones como impagos o descubiertos que pudiera haber tenido la empresa. Con todo ello se emitirá la calificación de riesgo que puede ser:

  • Riesgo bajo, cuando no se detecten inconvenientes para hacer frente a las obligaciones.
  • Riesgo medio-bajo, cuando existe alguna duda sobre su capacidad de pago, aunque no demasiado importante.
  • Riesgo medio-alto, cuando hay incertidumbres para que la empresa haga frente a sus pagos.
  • Riesgo alto, es el peor de los escenarios puesto que hay serias dudas de que la empresa pueda hacer frente a los pagos.

En el caso de una refinanciación del crédito o que el banco no prorrogue una que ya tiene concedida su emisión es obligatoria. En el segundo caso, además el banco tiene que avisar al cliente tres meses antes para que tenga margen de maniobra para encontrar otras fuentes de financiación.

Temas
Inicio