Compartir
Publicidad

Spanair y las ayudas públicas a empresas privadas

Spanair y las ayudas públicas a empresas privadas
3 Comentarios
Publicidad

De tiempos atrás a la actualidad están tomando cuerpo y mucha relevancia la aportación de dinero público para salvar empresas privadas (como por ejemplo el caso de los bancos), pero hay otra forma de aportar dinero público a empresas privadas que en estos últimos tiempos ha adquirido nombre y que da mucho que hablar, uno de esos casos por ejemplo es el de la aportación de dinero público a una empresa privada como Spanair.

De sobras es conocido por todos mi planteamiento de que lo público no debe entrometerse en lo privado, y si ello es así para las prestaciones sociales y demás, es coherente que ello también sea extensible para aportar dinero a empresas privadas, en forma de ayudas o capital para lograr que esta tire adelante. Y esa crítica a mezclar público y privado es para lo haga quien lo haga, aunque lo haga mi amada Generalitat, y lo haga con una compañía de la que soy cliente satisfecho y defensor de ella.

Puedo entender y entiendo que se quiera crear una compañía que dinamice y tenga como prioridad el aeropuerto de Barcelona, y puedo entender y entiendo de que ello es vital para los negocios en la zona, y comparto que el aeropuerto de Barcelona debe de ser un “hub” de primer nivel, y entiendo que ello es un beneficio para todas las empresas y la economía catalana en sí, y entiendo que para que ello sea así se debe apostar por ello. Ahora bien, discrepo que quien apueste no por ello, sino por favorecer a una empresa privada en detrimento de otras, sea un ente público.

Desde siempre las instituciones públicas tienen y dirigen empresas en sectores estratégicos, y desde siempre existen las empresas semi-publicas o de gestión privada pero de capital público, pero eso es una cosa y pagar con dinero público a una determinada compañía aérea es otra.

Muchos dirán que detrás de Spanair y de este proyecto no solo hay dinero público, que también hay empresas, organismos y grupos privados, y por supuesto estos los defiendo, es más los apoyo y comparto con ellos sus mismos objetivos, pero por coherencia con mis planteamientos debo defender que los negocios se hacen entre empresas, entre iguales y entre entes privados. Cuando entra dinero público pervierte el equilibrio de poder, puede pervertir la regla más esencial de los negocios: la ley de selección natural, el mejor gana, al peor se lo meriendan los leones.

En Pymes y autónomos | La selección natural Imagen | Deanster1983

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio