Publicidad

Los rebrotes de coronavirus acaban con la oferta de ocio y la paciencia de los empresarios

Los rebrotes de coronavirus acaban con la oferta de ocio y la paciencia de los empresarios
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Rebrotes y ocio nocturno son dos términos que van de la mano. Y España es sinónimo de turismo, diversión y la noche. Bares, pubs, discotecas, son los negocios más afectados por el mal proceder de unos cuantos que están dañando no sólo la imagen del gremio, sino lo más importante: su economía.

Lo que se vendió como una oportunidad para no perder este año y recuperar ingresos, se ha convertido en una pesadilla, cuando la irresponsabilidad y unas medidas tomadas con cierta precipitación, sólo han logrado que muchos pequeños empresarios tengan que volver a echar la persiana pero esta vez, con más temor e incertidumbre.

Cada Comunidad de España, viendo el número de rebrotes por coronavirus, está llevando a cabo su propio plan de emergencia. En el caso de Lorca, uno de los más recientes: no sólo la obligatoriedad, sino la importancia de llevar siempre mascarilla, la higiene continuada de manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico, mantener la distancia de mínimo un metro y medio con las demás personas y limitar las reuniones a un máximo de 15 personas como máximo tanto en lugares públicos como privados, será la 'nueva normalidad'

El 21% de los bares y restaurantes de España permanece cerrado al inicio de julio, y la actividad del sector en las zonas más dependientes del turismo extranjero se sitúa entre un 60% y un 70% por debajo del año anterior.

Así lo indica el estudio semanal de la Federación Española de Empresas de Distribución a Hostelería y Restauración (Fedishoreca), que sigue la actividad de esta industria desde que comenzó la desescalada tras la crisis sanitaria causada por la COVID-19 y durante la "nueva normalidad".

Cataluña, Cantabria, Castilla-La Mancha y Asturias son, de momento, algunas de las comunidades que han adoptado medidas extraordinarias de control frente a la Covid-19 cerrando o reduciendo la actividad del ocio nocturno para prevenir más brotes de coronavirus y que en España ya alcanzan cerca de 300

Comunidades como Cantabria donde, a partir de las doce de esta noche, cerrarán discotecas, salas de fiesta, cafeterías, restaurantes y otros establecimientos hosteleros no podrán dejar entrar clientes a partir de la una y media de la madrugada y tendrán que cerrar a las dos.

Incluso será obligatorio que locales públicos como restaurantes, hoteles, peluquerías, gimnasios, saunas y centros de estética lleven un registro de sus clientes con su nombre y apellidos, teléfono de contacto y fecha y hora de acceso al local. Todo ello para prevenir o detectar de forma muy precoz cualquier brote de coronavirus.

Demasiadas normas para cumplir por parte de los empresarios, mucha responsabilidad y un solo cliente que se salte las normas hará que su negocio se cierre y las pérdidas de todo lo invertido para adaptar su local a la 'nueva normalidad' caerá en saco roto.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios