Compartir
Publicidad
Publicidad

Modificaciones en cuentas vivienda pero no en cuentas empresa

Modificaciones en cuentas vivienda pero no en cuentas empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me hacia eco hace unos días, de la difucultad financiera para poner en marcha un proyecto empresarial por la falta de financiación bancaría a nuevos proyectos de inversión emprendedora. Y reflexionaba sobre el plazo de caducidad de las cuentas empresa de forma que se perjudicaba a los titulares de las mismas en el caso de su vencimiento, al igual que los titulares de cuentas vivienda.

Y parece ser que el Gobierno también ha reflexionado; pero sólo sobre las segundas. Se confirma una moratoria por dos años en el vencimiento de la obligación de compra del inmueble, sin poder realizar más aportaciones a la cuenta y manteniendo la indisponibilidad de los fondos depositados en este tipo de cuenta. La motivación para llevar a cabo este planteamiento, que requiere aún una ley pendiente de aprobación ha sido:

...porque "no es justo" que aquellos que hayan ahorrado pierdan sus derechos al no poder adquirir una vivienda debido a la restricción de crédito.

Y ya que hablamos de justicia tributaria, la sequia crediticia también afecta a los emprendedores, y probablemente mucho más que a los futuros hipotecados. Hoy en día, sigue siendo más fácil conseguir una hipoteca que un préstamo personal o una póliza de crédito; no olvidemos la figura de la garantía real hipotecaria, que es un punto a favor de la concesión, aunque los inmuebles estén bajando de precio. Entonces, si emprendedores titulares de cuentas empresa y particulares titulares de cuenta vivienda cuentan con el mismo escollo financiero, ¿por qué no se amplía el plazo para ambos?

Por otro lado, se está cifrando en 50.000 titulares de cuentas vivienda que les vencería en este año, con lo cual, de un plumazo la demanda de viviendas se reduce en 50.000 individuos en un abrir y cerrar de ojos. Estos son los beneficiados de la medida, y lo veo bien, por mucho que el ministro diga hoy que lo que el país necesita es vender viviendas.

El ministro lleva razón, el pais necesita ahora más que nunca vender viviendas, pero le ha faltado añadir a un precio asequible, y la única vía para que baje el precio a niveles razonables, es que la demanda caiga aún más de lo que ya ha hecho.

Y al promotor que no le parezca bien bajar los precios de sus promociones que siga el consejo del Sr. Chicote y le entregue las llaves de la promoción al banco, que con un poco de suerte, a lo mejor se las cojen.  

En Pymes y Autónomos | Me abrí una cuenta empresa pero no voy a montar mi negocio 

Vía | El País

Imagen | El economista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio