Compartir
Publicidad

La Agencia Tributaria vuelve a marcar récord en su lucha contra el fraude

La Agencia Tributaria vuelve a marcar récord en su lucha contra el fraude
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Agencia Tributaria vuelve a marcar récord en su lucha contra el fraude con 14.883 millones obtenidos como resultado de dicha labor. Se continúa con la tendencia de crecimiento de ingresos por el trabajo de la inspección. En 2016 se ha marcado un récord histórico, que sólo se superó en 2015.

Claro que en dicho año la Agencia Tributaria tuvo una serie de ingresos provenientes de expedientes singulares de minoración de devoluciones. Se trataba de contribuyentes que habían reclamado dinero al fisco después de anotarse deducciones fiscales, bases negativas o provisiones. Hacienda revisó y denegó dichas deducciones, pero ya avisó que se trataba de algo puntual en cuestión de ingresos, un total de 2.709 millones, que no se repetiría otros años.

Por lo que respecta a 2016 los ingresos procedentes de actuaciones de control suman 9.533 millones de euros, y la minoración de devoluciones solicitadas por los contribuyentes suman otros 4.846 millones. A ello hay que añadir 504 millones de declaraciones fuera de plazo ingresadas de forma voluntario sin requerimiento previo por parte de la Agencia.

Para logar estas cifras se han llevado a cabo un total de 108.338 actuaciones nominales de comprobación e investigación. También han aumentado el número de actuaciones de entrada y registro realizadas por el Área de Inspección con el apoyo de personal de las Unidades de Auditoría Informática. Se efectuaron un total de 2.021 actuaciones en 2016, lo que supone un 24% más que el año anterior.

También aumentaron las visitas presenciales para requerir información y controlar el cumplimiento de las obligaciones de las empresas. Se trata de luchar contra la economía sumergida. Se realizaron 24.491 actuaciones, un 12% más que en 2015, haciendo especial énfasis en la búsqueda de alquileres opacos, aumentando un 49% en dicho sector. Se enviaron miles de mensajes avisando a los contribuyentes de que sabían que tenían alquileres para que fueran regularizando en caso de no tenerlo todo en regla.

Por una parte supone un alivio para las empresas que hacen las cosas bien, ya que la economía sumergida al fin y al cabo supone una competencia desleal. Por otro lado, en muchas ocasiones esas minoraciones que Hacienda considera que no deben aplicarse es según su criterio y no necesariamente tienen que tener razón. Para muestra sirven la deducción de los gastos de autónomos que trabajan en casa, que la Agencia Tributaria, a pesar de existir sentencias vinculantes se niega a aplicar de forma sistemática.

En Pymes y Autónomos | Hacienda a por el pequeño comercio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos