El estatuto del artista,una película con final feliz

El estatuto del artista,una película con final feliz
1 comentario

La precariedad laboral no entiende de sectores. Tendemos a pensar que aparecer en televisión, en una película o una serie, es sinónimo de disfrutar de una economía desahogada. El Estatuto del Artista, nace como consecuencia de la falta de una legislación que ampare a estos profesionales.

Una petición que surgió en 2014 por parte de los artistas autónomos

En 2014 comenzó una lucha por convencer a los diferentes gobiernos de una recomendación que en 1980, surgió por parte de la UNESCO, la necesidad de un Estatuto del Artista en España.

La aprobación del Informe del Estatuto del Artista en el Congreso, fue un éxito decisivo para la Unión de Actores y Actrices en 2018. Pero la noticia en este 2023 es el decreto aprobado que incluye novedades para los autónomos artistas.

Entre las medidas, destacan:

  • La reducción de los requisitos de días cotizados para poder acceder a la prestación por desempleo.
  • La creación de una prestación específica optativa.
  • La posibilidad de compatibilizar las pensiones de jubilación con la actividad creativa.
  • La puesta en marcha de una cuota reducida de 161 euros al mes para los artistas autónomos que obtengan unos ingresos inferiores a 3.000 euros anuales por su actividad.
  • Podrán optar a la tarifa plana de 80 euros aquellos que se den de alta por primera vez como autónomos.

La mayoría de los artistas autónomos cuentan con bajos ingresos y periodos de trabajo intermitentes

Como en el deporte o en cualquier profesión, existen élites. Tenemos la tendencia a asociar cine, música o teatro con éxito y en ocasiones es así, pero no todos los profesionales cuentan con un sueldo que les permita vivir de manera digna, hablamos de los artistas que permanecen en un segundo plano para el gran público.

Respecto a los técnicos, músicos o actores que trabajan sobre todo en épocas estivales, no es fácil contar con un trabajo estable, igual que ocurre con los camareros.

Durante la pandemia, artistas de toda índole emplearon su herramienta de trabajo para entretener a muchas personas

El nuevo Estatuto del Artista afectará a alrededor de 690.000 profesionales del sector cultural, entre los cuales la proporción de autónomos en relación con los asalariados es elevada.

El 67,1% de las 128.700 empresas registradas en la actividad no cuenta con ningún empleado, mientras que el 26,8% suma entre uno y cinco asalariados, es decir, más del 90% son micropymes.

Los artistas son autónomos y anónimos en la mayoría de los casos

La percepción de que un artista en un privilegiado es lo que ha llevado a que esta medida sea criticada por parte de algunos que desconocen la realidad de estos trabajadores.

Actores y músicos, artistas y poetas, pintores y escultores, todos ellos reciben contraprestaciones muy bajas, comparadas con el esfuerzo que conlleva realizar su trabajo. Se trata de músicos que forman parte de una orquesta, bailarines, traductores. Personas que llevan 20 años o más compaginando dos trabajos.

La idea de que el arte no es necesario ni práctico choca contra otros colectivos que también están en una situación precaria. Pero, personalmente creo que sin música, teatro, cine, ballet o series nuestras vidas serían más grises. Igual de válido para mí es un médico, un panadero que un cómico.

¿Cuáles son los requisitos para cobrar la prestación?

El requisito es haber acreditado 60 días cotizados en los últimos 18 meses. También podrán solicitarla los que acrediten 180 días de alta en Seguridad Social por prestación real de servicios en la actividad artística o regularizaciones anuales ya efectuadas en los 6 años anteriores a la situación legal de desempleo, siempre que no hayan sido tenidas en cuenta para el reconocimiento de una prestación previamente.

El músico y actor Litus, conocido por participar en el programa Late Motiv de Andreu Buenafuente, ofreció conciertos desde su casa durante el confinamiento. Su talento ayudó a muchos a calmar la ansiedad.

En el caso de que la prestación especial sea más beneficiosa que una prestación previa, pendiente de reanudar, sí podrán optar por recibir la nueva prestación especial aprobada.

Los trabajadores del arte, un día pueden ser conocidos y contar con cierta estabilidad y otro, volver a sus orígenes. Pero la realidad es que la gran mayoría realizan su trabajo a cambio de un sueldo ínfimo.

La cultura y el arte están compuestos por secundarios que brillan en un segundo plano, nos hacen felices, nos hacen reflexionar y tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquiera.

Temas
Inicio