Compartir
Publicidad

El turismo como problema para la economía

El turismo como problema para la economía
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace un tiempo, grandes urbes de España han sido noticia por su abierto rechazo al turismo. Ciudades donde a nivel económico supone una buena parte de sus ganancias durante todo el año. ¿Cómo es posible que alguien reniegue de una fuente de ingresos? ¿El turismo masivo tiene más inconvenientes que ventajas?

Lugares como Benidorm en Alicante, llevan décadas conviviendo y creando una filosofía alrededor del turista que les ha convertido en un lugar hecho a la medida del visitante. Todos los ciudadanos de una u otra manera se benefician de su estancia.

¿Fobia al que viene de fuera?

Las noticias así nos lo muestran. Y las razones son diversas:

1.No existe beneficio en el día a día para el ciudadano y sí una serie de molestias.

2.El turismo no es tratado como una industria que repercuta en la economía de todos.

3.La masificación lleva a no ocupar hoteles y sí viviendas particulares que hacen negocio con los visitantes.

4.La mala gestión por parte de los políticos de una industria que debería ser positiva para la mayoría y no un problema de convivencia, lleva al rechazo a personas que molestan.

Mi ciudad no es tuya

O mi ciudad ya no es la misma, podrían afirmar en: Venecia, Roma, Barcelona, Mallorca y un largo etcétera. En algunos países como Islandia se han tomado cartas en el asunto puesto que sus visitantes se han multiplicado desde 2010, una de las medidas será encarecer la estancia.

Pero el motivo principal entre ciudades como Barcelona o Benidorm es que la primera no es un destino turístico donde el que viene de fuera tenga su espacio. Es decir, que su presencia sea un beneficio y no un problema para la ciudadanía que observa cómo el comercio local cierra, edificios históricos se han convertido en lugares de alquiler de bajo coste.

Soluciones

  • Los responsables de la Administración de este sector deberían tomar cartas en el asunto. El turismo es un beneficio siempre y cuando exista un control.

  • Cuando el turismo va de la mano de la mala educación que no permite hacer una vida normal al ciudadano no es un tema baladí. Sino una llamada de atención a quienes viven o gestionan la industria del turismo pero no la sufren. El fomento del civismo es fundamental para que esa convivencia sea positiva.

La fobia al turismo es un fenómeno que comenzó en lugares como el que hemos mencionado: Venecia. Lugar idealizado por muchos y una ciudad que ha perdido su personalidad debido a un turismo masivo, sin control, que ha tomado sus calles y su esencia.

'Morir de éxito' es uno de los miedos que sufren muchas urbes. Reciben muchos turistas pero luego no pernoctan en la ciudad: ¿Dónde está el beneficio? Y por otro lado, el número de hoteles ha crecido.

Campañas para concienciar al turista de que visitan una ciudad histórica y que por ello deben tomar conciencia, son algunas de las medidas que ha tomado el Ayuntamiento.

Ahora es noticia en nuestro país que diversas ciudades también se quejen de que el turista puede hacer lo que quiera puesto que es un beneficio para la ciudad, cuando el control de los visitantes, mirar con lupa los números y atraer a un turismo de calidad debería ser lo prioritario.

En Pymes y Autónomos|El turismo determinante en las cifras de empleo

Imagen|SplitShire

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos