Compartir
Publicidad

El caso Kodak, ejemplo de que no todo está perdido tras un concurso de acreedores

El caso Kodak, ejemplo de que no todo está perdido tras un concurso de acreedores
1 Comentarios
Publicidad

Hace unos años nos sorprendió la caída de una de las mayores empresas de Estados Unidos, Kodak, declarándose en situación concursal al haber suspendido pagos. Toda una losa sobre el tejido empresarial estadounidense, que incluso de utilizó como caso de estudio en un buen puñado de MBAs, y cursos sobre empresas.

Hoy Kodak vuelve a ser noticia por un gran propósito, el de restaurar su situación tras su suspensión de pagos, una 'buena intención' que ha sido avalada por la justicia estadounidense. Centrándose ahora las parcelas de la impresión comercial y envases fotográficos.

En estos tiempos que corren, cuando cada vez más empresas entran en la lista de los concursos de acreedores, que por cierto parece no tener fin, muchos creen que se trata de una situación irreversible, pero esto no es así, ya que el fin no depende de la propia situación, sino de cómo se gestione, de si somos capaces de tomar decisiones valientes, y en definitiva, si somos capaces de rectificar para devolver a nuestro negocio el dinamismo que necesita.

Por lo que si su empresa se encuentra en esta situación, no debe desesperarse, sino razonar de manera inteligente, realizando un exhaustivo análisis DAFO, que le permita determinar cuáles han sido las causas que han motivado esta situación, y emprender las acciones correctivas necesarias para reflotar el negocio por duras que sean.

En Pymes y Autónomos | Ojalá pudieran las pymes reestructurar el 76% de su deuda como El Corte Inglés
Imagen | N00

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio