Compartir
Publicidad

Basta ya de chantajes de los sindicatos (y de los trabajadores)

Basta ya de chantajes de los sindicatos (y de los trabajadores)
Guardar
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los días pasados hemos visto como otra de las denominadas huelgas salvajes causaba el caos en la ciudad de Madrid, la perversión con la que llegan a actuar los trabajadores y los sindicatos que les “representan” especialmente en algunos sectores muy sensibles, y el chantaje que someten a las empresas, a los gobiernos y a la sociedad en general me lleva a denunciarlo.

El derecho a la huelga tiene que estar reconocido, por supuesto, todo el mundo tiene derecho a quejarse de lo que no le guste y reclamar mejoras, pero lo que no se puede permitir es que actuando con una posición de fuerza por la importancia estratégica que suponen sectores como el transporte causen millonarias pérdidas a las empresas y lo peor pongan en jaque a una sociedad, a la cual después se atreven a decir que lo hacen por la mejora de la misma, por el bienestar social y falacias de este tipo, y lo peor, encima tienen la desfachatez de chantajear y de amenazar, veámoslo.

No voy a entrar ya en la de por si denigrante función de los piquetes, pues son la antítesis de lo que se supone que defienden, piden libertad, piden democracia, piden poder ejercer libremente su derecho a huelga pero ellos no quieren la libertad de los que no desean ir a la huelga, claro, esos son “esquiroles” y hay que combatirlos, ¿pero quienes se creen que son?, ¿con que supuesta superioridad moral pretenden a actuar?, voy a entrar en un chantaje aun peor y que me ha llegado al alma por ejemplo cuando no recuerdo donde lo leí sobre esta huelga que comentaba del metro de Madrid.

Y este chantaje demencial y que raya la prepotencia y la insolencia más absoluta es el que les lleva a amenazar diciendo que si alguien se atreve a sancionar a alguno de los trabajadores que flagrantemente han incumplido los servicios mínimos, han causado daños, han incumplido todas las normas habidas o por haber ellos entonces harán el paro total, la huelga salvaje definitiva.

Ante situaciones como esta (y no es la primera que sucede pues así a simple golpe de memoria me viene a la mente otra huelga salvaje que se produjo en el aeropuerto del Prat en plena operación vacacional), la sociedad y los empresarios nos toca aguantar, callar y tragar, pues cuatro personajes (no diré la definición que pienso pues sería censurable) se creen con el poder para hacer lo que les venga en gana, con la supuesta legitimación de hacerlo “por los trabajadores”.

No sé cuál es la solución pero no veo lógico que los empresarios tengamos que asumir pérdidas causadas por personas de este tipo ni que la sociedad tenga que sufrir las consecuencias de ello, ¿cómo reaccionaría yo?, ¿derecho a la huelga?, por supuesto, pero el mismo derecho tiene el trabajador a la huelga que el empresario (debería tener) al despido y es más ante situaciones como esta de sectores estratégicos y todo reconociendo la dificultad en muchos casos de buscar mano de obra sustitutiva yo en la medida de lo posible o haciéndolo posible, todos a la calle y renovar toda la plantilla que se haya extralimitado en su “derecho”, seguro que la nueva hornada estaría dispuesta a hacer lo que ellos no quisieron.

En Pymes y Autónomos | Camiones en las cunetas
Imagen | cnt-Sevilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio