Compartir
Publicidad

Emprendedores con más marca que sus propios proyectos

Emprendedores con más marca que sus propios proyectos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay empresarios que, realmente, tienen mucha más relevancia como marca que la que tienen sus propios proyectos empresariales. Se trata de emprendedores que, gracias a herramientas de la web social, cuentan con un reconocimiento mucho mayor, en algunos casos, al de su propia ‘criatura’. ¿Es este un punto a favor o puede convertirse en algo contraproducente?

Hablamos de un perfil de emprendedor que utilizan todos los canales que están a su alcance para ir construyendo, poco a poco, esa marca personal. Una marca que, en la mayoría de los casos, se basa en contenidos relacionados con las startup, la tecnología, la financiación... En definitiva, la ‘evangelización’ que cobra fuerza cuando viene de personas que han consolidado su proyecto o, al menos, lo están consiguiendo.

La marca del emprendedor

Uno se pregunta qué fue primero, si el huevo o la gallina, si la relevancia social o el proyecto empresarial. Si la primera llegó con el segundo o fue el segundo el que surgió y, tras ello, se aprovechó la primera para impulsarlo. Probablemente habrá ejemplos de ambas modalidades. Pero el hecho es que hablamos de algo que ocurre, cada vez, con mayor asiduidad.

Posts en sus blogs personales o temáticos (márketing, emprendimiento...) con una enorme viralidad, gracias a vivencias personales que suelen servir como enseñanza para otros emprendedores; una intensa actividad en las redes sociales compartiendo contenido relacionado con su sector; presencia, más o menos, periódica en eventos, charlas y conferencias para contar su experiencia o continuar con esa ‘evangelización’ de la que hablábamos más arriba... Muchas son las ‘armas’ que utilizan para construir esa fuerte marca personal.

Gracias al resultado obtenido, acaban logrando mayor notoriedad que sus proyectos. No es de extrañar, pues el contenido y las experiencias que relatan en todos esos canales y herramientas son tenidas muy en cuenta por aquellos interesados en esos temas, para los que es posible que esas ‘criaturas’ empresariales pasen a un segundo plano. Son historias de fracasos y éxitos, opiniones que son, a veces, mucho más útiles que cualquier artículo o actualización impersonal desde la marca de una empresa.

Junto a esa notoriedad por el carácter personal, por supuesto que en muchos casos (aunque no en todos) se encuentra el buen hacer profesional. Tener una gran marca personal sin que haya una buena trayectoria profesional detrás que la sostenga, es pan para hoy y hambre para mañana.

Inconvenientes y ventajas

Por tanto, esa potente marca del emprendedor, por encima de sus propios proyectos, puede tener sus ventajas. Junto a esa demostración de ‘autoridad’ para poner en marcha una idea empresarial, hay que destacar la mayor facilidad para dar a conocer iniciativas que se pongan en práctica, gracias a la audiencia construida.

Pero, es posible que esa intensa actividad para la construcción de esa marca pueda ser una trampa. Primero, por la ‘fuga’ de tiempo para dedicar al proyecto empresarial original. Segundo, por el riesgo de ‘manchar’ la marca de la empresa por una metedura de pata personal en opiniones e intervenciones públicas en redes sociales, o en diversos canales de comunicación o por el simple 'desgaste' tras mucho tiempo en la palestra pública.

Conclusión: ¿buena estrategia?

¿Es una buena vía para posicionar el proyecto empresarial? Pues, depende de como se lleve a cabo. Lo que resulta evidente es que explotar esa notoriedad o trabajar para conseguirla (a través de buen contenido, de ser útil...) en beneficio de la empresa puede convertirse en un buen ‘empujón’. De ahí a dedicarse a ‘vender’ ideas, dejando de lado el proyecto, puede salir muy caro.

En Pymes y Autónomos | Emprendedores, Apple y la dependencia excesiva del carisma de un líder empresarial Imagen | campuspartymexico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio