Publicidad

¿En qué beneficia el ejercicio físico a mi vida profesional?

¿En qué beneficia el ejercicio físico a mi vida profesional?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Seguro que habrás encontrado decenas de artículos de grandes (y pequeños) emprendedores contando los beneficios de correr. Muchos de ellos practican el ‘running’ y se han atrevido con maratones o pruebas, incluso, más duras. Pero en este artículo, no hay intención de repetir esos argumentos, si no de plasmar lo que puede aportar la práctica del deporte a diario para autónomos, empresarios o trabajadores.

En estas mismas líneas hablábamos hace unos días sobre la iniciativa de Yahoo para motivar a su plantilla a que llevaran a cabo prácticas deportivas a través de un plan original. No van mal encaminados, pues el ejercicio físico no sólo aporta beneficios personales, si no también profesionales. He aquí algunos de los que yo destacaría:

  • Liberas endorfinas. Son las hormonas de la felicidad, las que nos hacen disfrutar de las cosas, sonreír... El ejercicio físico es una de las actividades que las ‘despiertan’ y te aseguro que las sensaciones son geniales.

  • Salud física y, por tanto, mental. Ya lo decían en la Grecia Clásica: Mens sana in corpore sano.

  • Motivación. La forma con la que afrontas los problemas, los obstáculos o los retos en el día a día serán muy distintos si, con regularidad, practicas deporte. La motivación será, con toda seguridad, mayor.

  • Objetivos. Es una forma útil de aprender a marcarse objetivos, a dividirlos para evitar que se conviertan en un lastre. Sin metas inalcanzables y contraproducentes, si no con horizontes conquistables.

  • Espíritu de superación y sacrificio. Superarse día tras día, llegar un poco más lejos que la última vez y tenerlo siempre como objetivo, saber sufrir en los momentos de flaqueza... Mucho de todo eso se aplicará a diario en tu proyecto, tu empresa o tu trabajo.

  • Disciplina. Esos días en los que te levantas y se hace muy cuesta arriba salir a hacer ejercicio, son los que aportan también esa pizca de disciplina necesaria.

  • Autoestima. Ver cómo las marcas que consigues hoy son mucho mejores que las del mes pasado, cómo sientes que avanzas y que consigues lo que te propones es una inyección enorme de autoestima en un momento tan complicado y con demasiados altibajos.

  • Reflexión. Mientras corres, nadas o practicas ciclismo tienes tiempo para reflexionar, algo que quizás con el frenético día a día es casi imposible. Pensar en la solución que necesitas para ese proyecto encallado, decidir qué hacer con ese encargo que se estancó o recapacitar sobre ese cambio de rumbo profesional que necesitas.

Y tú, ¿qué otros beneficios incluirías en esta lista?

En Pymes y Autónomos | Al gimnasio, invitado por la empresa, Más productividad y menos absentismo gracias al ejercicio Imagen | leo.prie.to

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir