Compartir
Publicidad

Compartir los objetivos con el equipo favorecerá que se cumplan

Compartir los objetivos con el equipo favorecerá que se cumplan
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cualquier libro de gestión y management le dirá que una fuerza de trabajo inspirada y motivada es fundamental para obtener el éxito. Desafortunadamente, mantener un equipo de colaboradores con un elevado nivel de implicación - especialmente durante la depresión post-vacacional - puede ser un desafío de enormes proporciones. Para conseguir que se alineen con los objetivos de la empresa debemos partir de una comunicación bidireccional, clave para una relación exitosa entre empleador y empleado, y especialmente importante para la motivación del empleado.

Los empleados deben entender los valores centrales de la compañía, la visión y metas. Por el contrario, los empleadores también deben comprender los objetivos de sus miembros del equipo para ayudar a los empleados a alcanzar su potencial personal, contribuyendo a los objetivos de la empresa. El año nuevo es una oportunidad perfecta para llevar estas cosas a cabo.

Los siguientes consejos pueden ayudar a motivar a los empleados a ser las mejores versiones de sí mismos en 2014, con un esfuerzo constante para alcanzar sus propias metas y, como consecuencia, los objetivos de la empresa.

Paso 1: Rete a sus colaboradores a establecer tres objetivos para 2014.

Primero, pida a cada empleado que complete la lista siguiente para 2014: tres metas personales, tres metas relacionadas con el trabajo individual y tres metas para la empresa. Esas comunicaciones deben ser compiladas en un formato o soporte que todos los empleados puedan ver.

Paso 2: Discutir las metas como equipo.

Una vez que todos los objetivos se han presentado, reúna a su equipo junto para compartir su meta con el grupo. Comience con las metas personales y profesionales. Asegúrese de que cada meta cumple la regla SMART (en inglés) de los objetivos: específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo. Discuta qué obstáculos hay que superar para lograr cada meta. Por ejemplo, si la meta personal de un empleado es llegar a ser un mejor orador público, ofrecer a dejarlos comenzar cada reunión semanal con una breve presentación. Si la meta relacionada con el trabajo de un empleado es llegar a ser un mejor desarrollador web, ofrézcale abonarle algunos cursos de formación en línea.

Después de que cada empleado ha compartido sus objetivos personales e individuales, pasar a los objetivos de la empresa. Discuta cada meta. ¿Qué objetivos se alinean con visión más amplia de la empresa? Decida qué metas deben ser prioridades para toda la empresa. Si su empresa no tiene ya una declaración sobre la visión, este ejercicio es un gran primer paso hacia la creación de una.

Paso 3: Haga que cada empleado a tenga "tablero de los objetivos" encima de su escritorio

Después de discutir los objetivos de todos y llegar a un consenso sobre el enfoque de la empresa, distribuir una tabla resumen a cada empleado. Cada tablero de objetivos será único, pero en lo esencial compartido y sobre todo tendrá significativo para el empleado que lo crea.

Es un gran recordatorio de que las metas personales, individuales y de la empresa están entrelazadas, y que el esfuerzo de cada uno ayudará a los empleados a ser más felices, más comprometidos y más éxito. Todo fluye en una organización orgánicamente.

En Pymes y Autónomos | Condiciones a tener en cuenta a la hora de fijar los objetivos empresariales Imagen | Nina Matthews

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio