Publicidad

¿Dónde se ubican los datos que tenemos en la nube?

¿Dónde se ubican los datos que tenemos en la nube?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A muchas empresas les seduce la idea de tener sus aplicaciones y datos en la nube. Más comodidad, menos problemas con instalaciones locales, no se necesita un ordenador con tanta capacidad o potencia y nos despreocupamos de cuestiones como copias de seguridad que contratamos con el proveedor de servicios. Pero cuando se intenta contratar surge la duda, ¿dónde se ubican los datos que tenemos en la nube?

Porque la nube no deja de ser un centro de datos que nuestro proveedor de servicio tiene para servir aplicaciones, montar plataformas o alojar datos para clientes como nosotros. ¿Por qué es importante la localización del centro de datos? Porque en muchos casos las empresas tienen información sensible y datos personales sometidos a una importante regulación con el RGPD y la LOPDPGDD.

Por esta cuestión es imprescindible conocer la localización de nuestros datos. Pongamos un ejemplo sencillo. Si contratamos espacio de almacenamiento Google no nos permite elegir dónde guardan nuestros datos a no ser que contratemos una cuenta Business o Enterprise. Esto que para la mayoría de los usuarios es trivial, puede ser un problema para las empresas.

Lo mismo ocurre con otros proveedores de servicios. Siempre tenemos que estar atentos para elegir un centro de datos que cumpla con la legislación europea. Por otro lado estos grandes centros tienen réplicas y los datos de nuestros clientes pueden viajar de unos a otros para asegurar que están disponibles incluso aunque nuestro centro de datos haya fallado.

Tampoco deberían producirse transferencias internacionales de datos, que pase de un centro ubicado en Europa a otro en Estados Unidos por ejemplo. Para la mayoría de las empresas estos conceptos se vuelven complicados de entender si no son expertos.

Y por eso muchas veces buscan proveedores locales que les garanticen que sus datos cumplen con todas las garantías que establece la LOPDPGDD, incluso aunque sean algo más costosos. Tampoco es la misma cercanía con un proveedor pequeño que con un gigante como Amazon, Google o Microsoft. El trato puede ser mucho más fácil en caso de que surja cualquier inconveniente.

Imagen | kewl

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir