Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gobierno sustituirá los 426 euros por una ayuda para la formación

El Gobierno sustituirá los 426 euros por una ayuda para la formación
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Esta mañana la secretaria de Estado de Empleo, María Luz Rodríguez, ha anunciado que el Gobierno creará un nuevo programa de orientación y formación "intensiva" a los parados que agoten sus prestaciones, que contempla ayudas económicas ante la "falta absoluta" de otras rentas con el fin de "mejorar" el grado de reinserción profesional. Es decir se sustituye el "cheque-parado" por una ayuda a la formación.

Desde el momento en que se tomó la decisión de dar el subsidio de los 426 euros a los parados que agotaran sus prestaciones muchas voces hicimos hincapié en la necesidad de vincular este subsidio (en realidad todos) al fomento de la formación o de actividades encaminadas a la busqueda de empleo. Que ahora se tome una decisión en este sentido es una buena noticia.

No quiero entrar en que si este subsidio se puede vincular a la economía sumergida y que un determinado grupo de gente se hay estado beneficiando de éste mientras trabajaba "en negro". En lo que quiero incidir es en la necesidad de organizar acciones formativas encaminadas al reciclaje y la mejora de la capacitación de los desempleados.

Bien sea porque las personas en paro hayan estado desempeñando tareas de poca cualificación o porque quieran enfocar su actividad profesional hacia otros sectores, incluso optar por el autoempleo. Una gran parte del caudal humano que ha ido aumentando la cifra de desempleados, aparte de las necesidades económicas obvias, puede demandar esa formación que le ayude a llevar a cabo esa transformación con garantías.

El dar apoyo económico a estas personas que tratan activamente de buscar un nuevo empleo es mucho beneficioso que el "café para todos". Ahora se trata de instrumentalizar un sistema de formación que sea postivo para el que lo recibe y pueda servir de orientación laboral para el que está buscando un nuevo camino.

Desde luego en el caso del autoempleo se hace más que necesario, sobre todo si pensamos en esta opción como un salvavidas para una situación desesperada, que nada tiene que ver con un planteamiento sosegado de la puesta en marcha de un negocio, que sería lo lógico.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos