Publicidad

Los datos de empleo autónomo se desploman: 71.000 afiliaciones menos en 2019 respecto al año pasado

Los datos de empleo autónomo se desploman: 71.000 afiliaciones menos en 2019 respecto al año pasado
1 comentario

Publicidad

Publicidad

A la Seguridad Social no le encajan las piezas. 2018 había sido un año relativamente bueno para el empleo autónomo. Según datos del Ministerio de Trabajo y de Seguridad Social publicados por UPTA, el año pasado acabó con un saldo positivo de 52.725 autónomos, 502.869 altas de nuevos trabajadores frente a las 466.616 bajas del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

2019, en cambio, sigue paso firme hacia el desplome absoluto. Ya no es que hayan caído las cifras de afiliación. Es que, directamente, se han desplomado hasta acabar en terreno negativo. En concreto, las altas en el colectivo tan sólo alcanzan las 431.633, mientras que las bajas han sido 437.283, lo que significa un saldo negativo de 5.650 activos.

Esto da como resultado un saldo interanual de 71.236 afiliaciones menos a la Seguridad Social en términos netos desde enero a agosto del presente año. Una situación realmente alarmante que no solo tiene su impacto dentro del colectivo, sino también para la Seguridad Social, que había visto aumentar sus impuestos en 2018 pero que ahora tiene que afrontar una bajada drástica de ingresos que puede llegar a los 250 millones de euros.

Pero la situación puede ser peor, al menos si extrapolamos las cifras de otros años al último trimestre del año, cuando tradicionalmente las bajas suelen superar en un 30% las altas que se producirán. Es decir, podríamos acabar 2019 con cerca de 100.000 afiliados menos a la Seguridad Social si finalmente sigue este ritmo de destrucción de empleo.

Hay dos sectores de actividad que han sido los más perjudicados: el comercio minorista, que en lo que va de año ya ha perdido casi 12.000 pequeños establecimientos, y la industria manufacturera, cuya afiliación se ha desplomado en 15.000 trabajadores por cuenta propia menos en lo que llevamos de año.

Y todo ello sin tener en cuenta lo que se nos viene encima. La mayoría de expertos aseguran que estamos a las puertas de una nueva desaceleración económica, que tendrá impacto en el empleo autónomo. Desde luego, la reciente estación que acabamos de comenzar tiene malas perspectivas para el trabajo por cuenta propia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir