Compartir
Publicidad

Y si mi pyme quiere desaparecer de Internet

Y si mi pyme quiere desaparecer de Internet
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imaginemos que queremos cerrar una empresa o una Web asociada a una solución o servicio, ¿sabríamos cómo? ¿Y si mi pyme quiere desaparecer de Internet? No dejar rastro por el motivo que sea y cortar por lo sano; para, de esta forma, no pertenecer a ninguna búsqueda que puedan hacer ni asociar un producto o servicio a una Web o alguna URL que hubiéramos usado anteriormente.

Estas opciones simples no sólo sirven para una empresa, bien las podemos usar para una persona o para una marca; y sobre todo desde que Google nos permite ejercer el derecho al olvido aún más podemos ahondar en suprimir datos o nombres que deseemos. Y si os soy sincero no sé por qué no hemos tenido esta posibilidad antes ya que al fin y al cabo son nuestros datos no los de nadie más.

Cómo escapar de Internet

El primer paso es pedir al Community Manager de la empresa, al responsable de las redes sociales o hacerlo nosotros mismos, que elimine todas las cuentas de las principales redes sociales: Facebook, Twitter, LinkedIn, Tuenti y Google+. Y no sólo en estas redes sociales que son tan actuales, debemos hacer memoria y buscar en todas las que hayamos usado para expandir la empresa.

Busquemos y eliminemos el resto de cuentas de las que se han olvidado, por ejemplo las antiguas MySpace y Bebo, u otras. Si encontramos alguna red social o Web de anuncios donde estemos y no podamos borrar la información lo recomendable es modificar la información a fin de que no se asemeje la información que quedará para los restos con la original, así se podrá disimular esta información.

Aún no hemos terminado, deberemos darnos de baja de las listas de distribución de correos electrónicos ya que éstas tendrán un correo asociado a nuestro dominio y siempre podrá mostrar donde se mandan los mails. A veces para esto hay que contactar con el Webmaster de la página y pedir que dé de baja los dominios que habíamos comprado para evitar que sigan sirviendo.

Llegamos al último consejo, ese que es el que más ha tardado y el que menos comprendo: dar de baja nuestros datos de la base de datos de Google. Para ello debemos cumplimentar este formulario alegando el porqué y rellenando todo lo que Google nos pide, aconsejo hacerlo con tiempo y relajados porque piden suficientes datos como para marearnos un rato.

Conclusión

No sé que es más difícil, salir de Internet o darse de baja de una ADSL. Si tenemos dudas sobre como salir de Google también nos dejan su Web de soporte donde explican lo que necesitamos y nos echan un cable para saber bien qué debemos hacer. Espero que salir de Internet sea siempre por un buen motivo o al menos, para bien.

En Tecnología Pyme | Facebook, Google + y la dependencia de la empresa de los medios sociales Imagen | Robert Scoble

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio