Compartir
Publicidad

Trabajar con el portátil en exteriores no es tan cómodo como parece

Trabajar con el portátil en exteriores no es tan cómodo como parece
0 Comentarios
Publicidad

Verano significa muchas veces pasar más tiempo al aire libre, disfrutando del sol, del buen tiempo, de un tiempo más fresco, en definitiva, trabajar más relajados aquellos que tienen la oportunidad. Aunque tiene un pero para la mayoría de los equipos, porque trabajar con el portátil en exteriores no es tan cómodo como parece.

Generalmente cuando elegimos un portátil, entre los parámetros que tenemos en cuenta para elegir entre un modelo y otro no están los reflejos de la pantalla, algo que cuando trabajamos en exteriores puede ser realmente incómodo y acabamos forzando la vista. Esto hace que sea un poco más cansado y menos relajado trabajar en zonas exteriores.

Además, se da la circunstancia de que si no podemos enchufarlo a la corriente eléctrica, lo normal es que el brillo de la pantalla baje, de manera que todavía vamos a tener más reflejos y será más complicado leer textos, trabajar con imágenes, hojas de datos, etc.

Por supuesto, ni hablar de trabajar en zonas de sol. Ya con sombra es incómodo, como para tener que hacerlo con tanta luz. Al final el resultado es que no conseguimos trabajar de forma relajados de manera que muchas veces preferimos trabajar en el interior y salir cuando ya hemos acabado el trabajo, a pesar de poder hacerlo perfectamente con la conexión WiFi.

Esto también lo podemos aplicar cuando nos vamos de vacaciones y nos tenemos que sacar el portátil para trabajar, donde muchas veces, la zona de trabajo puede ser la terraza. Y es una pena no haber tenido en cuenta este factor y no poder disfrutar de un espacio diferente para trabajar en verano.

En Tecnología Pyme | ¿Cómo es el equipo informático perfecto para la empresa? El portátil

Imagen | Giorgio Montersino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio