Compartir
Publicidad

Refrigeración del portátil, algo obligado en verano

Refrigeración del portátil, algo obligado en verano
0 Comentarios
Publicidad

Con las altas temperaturas que se sufren en verano, hay equipos informáticos que sufren más de la cuenta. Los portátiles son los equipos que más pueden sufrir por este caso, ya que necesitamos tener un suplemento en la refrigeración del portátil para asegurar su correcto funcionamiento.

Basta con colocar la mano al lado de las rejillas que expulsan el aire. Con esto vamos a ser capaces de ver la temperatura a la que está trabajando el equipo, y lo cierto, es que como no estemos en un ambiente fresco, puede llegar a ser muy alta, tanto como para afectar al rendimiento del mismo.

El primer paso es limpiar de forma correcta las rejillas de ventilación, para asegurarnos que los conductos están limpios y tanto la entrada de aire, como las salidas cumplen a la perfección con su función. El segundo paso es asegurarnos que el flujo de aire entra y sale correctamente.

Aquí tenemos la posibilidad de utilizar refrigeración pasiva, colocando el portátil de forma que el aire pueda entrar con más facilidad. Bastará con elevarlo un poco para que la refrigeración sea más fluida. La otra opción es apostar por una base con ventiladores extra que lleven más aire al portátil.

Esto no solo nos asegura un buen rendimiento del equipo, sino que además nos ayuda a aumentar su vida útil. La inversión es más necesaria si trabajamos en ambientes que no tienen aire acondicionado. Si nuestro portátil no va a salir de la oficina, donde todo el año tienen una climatización estable, la base de refrigeración puede ser necesario pero no indispensable.

En Tecnología Pyme | Trabajar con el portátil en exteriores no es tan cómodo como parece

Imagen | Serendigity

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio