Compartir
Publicidad

Qué requisitos debe cumplir una WiFi para que sea segura para los clientes y la pyme

Qué requisitos debe cumplir una WiFi para que sea segura para los clientes y la pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ofrecer Wifi a los clientes se ha convertido casi en un obligación. Sentarse a tomar un café o en una sala de espera de un negocio y que no tengan Internet casi resulta una ofensa. Pero sobre todo un motivo para no acudir a dicho establecimiento en muchos casos. Pero no basta con ofrecer este tipo de conexión, hay que hacerlo sin poner en riesgo a la empresa y los propios clientes. Vamos a ver qué requisitos debe cumplir una WiFi para que sea segura para los clientes y la pyme.

La WiFi a la que se conectan los clientes tiene que estar aislada de la red de la empresa. Esto implica que no puede existir comunicación entre un ordenador conectado a la red del negocio y un cliente que está en la WiFi de clientes. Pero a la vez los clientes tienen que protegerse unos de otros, aislando las conexiones para que ninguno de los que está conectado pueda ver a los demás.

También es importante tenerlo en cuenta para aquellos freelances que aprovechan las cafeterías para ponerse a trabajar, ya sea de forma habitual o esporádicamente. ¿Sabemos con quién estamos compartiendo la red? ¿Qué recursos tenemos compartidos o si nos puede afectar un malware que tenga otro cliente conectado a la red?

Cómo separar la red de la empresa de la red de clientes

Para tener la seguridad adecuada se necesita segmentar la red. En una pequeña pyme o negocio pequeño se puede hacer directamente desde el router del operador si ofrece la opción de WiFi para invitados. Esta red va aislada del resto y también permitirá que los dispositivos conectados no se vean unos con otros.

Otra opción sería tener una segunda línea de acceso a Internet sólo para la conexión WiFi de los clientes. De esta forma ambas redes están absolutamente separadas. Claro que con esto no se soluciona que los clientes estén aislados unos de otros. Pero al menos un problema no afectaría a la red corporativa.

Las operadoras también suelen ofrecer un servicio de WiFi para clientes, más enfocado al marketing y la fidelización de clientes, pero que suele ofrecer la seguridad necesaria para aislar esta red del resto de la empresa. Cada una tiene unos costes diferentes, pero serán algo menores que contratar una segunda línea además de ofrecernos datos de conexión interesantes para conocer a nuestros clientes.

Si no es así hay que invertir en un switch gestionable, un pequeño aparato que además de permitirnos conectar los equipos, ordene el tráfico de red para que no se puedan ver unos equipos con otros. El objetivo es en primer lugar que los datos y la red de la empresa no estén expuestos a cualquiera que se conecte a la red inalámbrica y, ya sea de forma intencionada o no, provocar un problema en nuestros sistemas.

El malware, el principal problema de seguridad

Pongamos un ejemplo, alguien se conecta con un portátil a la WiFi de clientes que está configurada como nos dejó el router con la configuración de fábrica. Y decide abrir ese correo sopechoso y ejecutar ese programa para abrir un PDF. Se trata de un malware y se propagará por toda la red buscando los equipos a los que pueda entrar para cifrar todos sus datos.

Aqui no hablamos ya de alguien que quiera robar datos de todos los que están conectados, que podría hacerlo de forma más o menos sencilla. Lo mismo si lo que quiere es provocar un mal funcionamiento en nuestros sistemas, de esos que ocurren de forma esporádica y son muy complicados de detectar, pero que te impiden trabajar con normalidad.

Se trata de un problema para nuestro negocio, pero también con los clientes, sobre todo sin varios empiezan a notar que algo no funciona y se dan cuenta de que han sufrido un ataque mientras se conectaban a nuestra WiFi. No sólo nos enfrentamos a un problema de reputación, sino también pueden ser legales si exigen una indemnización por los daños causados.

Al fin y al cabo en la mayoría de las WiFi no se aceptan unas determinadas condiciones de uso antes de conectarse, que salven al negocio de un problema legal de este tipo. El problema puede ser mucho más serio de lo que puede parecer.

En Pymes y Autónomos | ¿Qué le pedimos a un WiFi para clientes en la empresa?

Imagen | kaboompics

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos