Compartir
Publicidad
Publicidad

Planificación en la instalación del cableado de red

Planificación en la instalación del cableado de red
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cuestiones que llaman la atención en muchas empresas es la ausencia de planificación en la instalación del cableado de red. Según van aumentando las necesidades de la empresa se van habilitando nuevos puntos de red de manera que la topología resultante puede ser cuanto menos curiosa.

Conviene planificar cuantas tomas de red existirán en una habitación concreta. Además en este sentido conviene ser previsor. La habitación que hoy es ocupada por un único despacho, mañana si las necesidades de la empresa así lo requieren, puede albergar a varios usuarios. Si no hemos planificado bien, nos encontraremos con un problema. El recurso que se suele utilizar habitualmente para paliar esta deficiencia es poner un Swicht en la habitación que nos habilite las tomas de red que sean necesarias. Esto tiene como principal inconveniente la creación de cuellos de botella en las comunicaciones que harán que en momentos concretos y dependiendo de las utilización de la red que hagan dichos equipos la red se vuelva muy lenta.

Una de las precauciones que podemos tomar es doblar la dimensión que tendrán nuestras canalizaciones para el cableado. Si utilizamos elementos externos como canaletas o bandejas de cableado conviene gastar un poco más y que no queden totalmente completas, puesto que de esta manera será muy complicada la creación de nuevos puntos de red.

En este sentido si el cableado es interno, por tubo, conviene recordar que el límite de utilización del mismo es del 70%, y una vez utilizada esta capacidad será prácticamente imposible utilizar el tubo para otro nuevo cable. Dejar tubos libres para posibles nuevas instalaciones tendrá un coste mínimo en la instalación inicial y a la hora de ampliar nos facilita la tarea muchísimo.

Para evitar este tipo de situaciones debemos planificar las necesidades que tendrá nuestra empresa. No ahora, sino con una visión de futuro de 5 años vista como mínimo. ¿Tenemos intención de crecer? ¿Tenemos facilidad para tirar nuevos puntos de red desde el switch central? ¿Utilizaremos VoIP en nuestra empresa?

Otra de las cuestiones eternamente olvidadas en este sentido son las impresoras de red. En ocasiones ocurre que cuando se planifican los puestos que tendrá nuestra empresa se olvidan de habilitar puntos de red para las impresoras o otros dispositivos que puedan necesitar, como el caso de un NAS. Hay que tenerlo en cuenta para que no nos quede corta la instalación nada más terminarla.

Por último, indicar que una solución bastante solvente puede ser habilitar accesos inalámbricos, si nuestra instalación se quedó corta. Este aspecto puede suponer un ahorro importante de dinero y una solución técnica muy limpia a la hora de habilitar nuevos accesos a la red. Debidamente configurada la seguridad, es un recurso poco utilizado por las empresas pero realmente útil.

En Tecnología Pyme | Saneado del cableado de red Imagen | jdurham

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio