Publicidad

El sistema operativo cada día tiene menos importancia para trabajar

El sistema operativo cada día tiene menos importancia para trabajar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hasta hace unos pocos años, trabajar con un sistema operativo o con otro era una cuestión determinante. Había determinadas aplicaciones para las que si o si teníamos que utilizar Windows, que era el sistema más extendido y para el que más se utilizaba. Pero hoy en día el sistema operativo cada día tiene menos importancia para trabajar.

Por supuesto aquí los pioneros son los autónomos y freelances, que no suelen estar atados a tener que elegir determinadas aplicaciones corporativas. La libertad aquí es total, donde vemos mucha mayor diversidad que en grandes organizaciones, no sólo en lo que se refiere a sistemas de escritorio, sino también para tablets, smartphones, etc.

Aplicaciones multiplataforma para independizar nuestro trabajo

Una de las primeras cosas que nos damos cuenta es que hay determinadas aplicaciones que son multiplataforma. No importa si tenemos un portátil de Mac, un sobremesa con Linux en casa o un puesto de trabajo en la empresa con Windows. Podemos utilizar el mismo navegador, Chrome o Firefox, en todos ellos.

Estas aplicaciones también servirán para suavizar la migración de un sistema a otro

Pero también hay otra serie de aplicaciones que tienen distintas versiones para cada uno de los sistemas operativos, por lo que en definitiva, nuestra forma de trabajar y nuestra experiencia no cambia, trabajemos con el sistema que queramos.

Aquí también podríamos incluir una serie de aplicaciones web que pueden estar instaladas en el servidor de nuestra empresa y a las que accedemos a través del navegador. De esta forma no importa con que sistema accedemos.

Aplicaciones en la nube para trabajar desde cualquier sitio

Pero el paradigma de este modelo son las aplicaciones en la nube, ya sean contratadas bajo el sistema de SaaS, o también que ejecutamos en un servidor, ya sea propio o contratado en la nube.

En este caso la libertad suele ser mayor, ya que muchas de ellas tienen accesos optimizados para utilizarlas desde dispositivos móviles o tablets, o incluso apps dedicadas para hacer que la experiencia de uso desde estos smartphones pueda ser realmente buena y productiva.

Virtualización y vuelta al terminal tonto

Terminales tontos

Pero también hay grandes empresas que han apostado por poner el foco en las aplicaciones, que finalmente es donde los empleados pasan la mayor parte del tiempo, con una apuesta por terminales dependientes del servidor donde sólo se ejecutan dichas aplicaciones.

La virtualización de escritorio permite que se ejecute un entorno muy controlado por la empresa, de manera que el trabajador sólo accede allí donde nosotros le permitimos, sin que sean posibles distracciones ni interrupciones con otras cosas ajenas al trabajo.

Todo ello nos permite diferentes variaciones, pero en muchos casos la conclusión es la misma, da igual si trabajamos con un sistema operativo o con otro, la clave son las aplicaciones que tenemos que utilizar, que en último caso nos harán decidir por uno o por otro en función de las necesidades.

En Tecnología Pyme | Apple sigue creciendo

Imágenes | foskarulla | ihne21

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir