Compartir
Publicidad

Muchos profesionales se quejan de estar subempleados

Muchos profesionales se quejan de estar subempleados
0 Comentarios
Publicidad

Con el avance de la crisis económica, las condiciones laborales se han ido deteriorando, hasta el punto de que cada vez más trabajadores se consideran subempleados, es decir, que bien ocupan una posición profesional inferior a la formación y/o experiencia que tiene, o bien, desarrollan una jornada laboral por menos horas de la que les gustaría.

Así lo afirman los cálculos del sindicato UGT, que estima que aproximadamente dos millones y medio de trabajadores se encuentran en esta situación. Lo que redunda en un desánimo colectivo, sobre cualificación, y en la sensación generalizada de que el esfuerzo laboral y la formación no arrojan los frutos que se desean.

Analizar esta situación resulta un tanto compleja, pero puede deberse a dos factores:

1) La incapacidad de generar empleos con un elevado capital humano: con ello no quiero decir que no haya empresas de base tecnológica en España, que sí las hay y muy competitivas por cierto. Pero, en líneas generales el empleo que se crea en muchos casos es de baja cualificación, como por ejemplo el personal de apoyo en la hostelería, la agricultura, o el comercio. Lo que lleva a muchos trabajadores, aunque cuenten con un nivel formativo alto, a optar a este tipo de trabajos

2) El inmovilismo laboral o el miedo al cambio: algunos profesionales, aún contando con oportunidades de mejorar su posición profesional, no se animan a emprenderlo por el miedo a que no pueda encajar en el nuevo proyecto, y se pueda 'perder' lo cosechado en la actual empresa durante años. Algo que con el tiempo muchos se darán cuenta de que no tiene ninguna validez, porque en la empresa hay que demostrar día a día nuestra valía, y no nos podemos tranquilizar por el hecho de que en un determinado momento del tiempo hayamos acometido con éxito un determinado proyecto, o llevemos muchos años dentro de la organización

Se que en un momento como el actual no es nada fácil tomar este tipo de decisiones, pero en lugar de conformarnos o fustigarnos con reflexiones negativas, si estamos convencidos de nuestra valía, siempre es más positivo tantear el mercado.

En Pymes y Autónomos | Del miedo a cambiar de puesto Imagen | emubla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio