Publicidad

Diciembre, el mes clave para medir la productividad en muchas empresas

Diciembre, el mes clave para medir la productividad en muchas empresas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Diciembre es un mes atípico. Hay muchos días de fiesta y como consecuencia las jornada laborales se reducen de igual manera. A esto se le suma que en muchos casos hay empleados que se cogen vacaciones por Navidad, lo que hace que la plantilla disponible también se reduzca. Por eso se convierte diciembre en el mes clave para medir la productividad en muchas empresas.

Porque en sectores que no tienen que ver con el comercio o se ven afectados por las ventas de Navidad, el nivel de trabajo es más o menos el mismo que en otros meses de invierno. Y se acaba por hacer en menos tiempo y con menos gente. Esto necesariamente implica una mayor productividad de los empleados que se quedan trabajando.

Es aquí cuando vemos si las herramientas que utilizamos en nuestro día a día, por ejemplo un ordenador, está a la altura de los picos de trabajo o nos retrasa. Es complicado cuando vemos que el empleado va por delante de la máquina y esto pasa mucho más a menudo de lo que parece.

Al final esto genera nervios y es un problema a corto plazo, que se disimula a lo largo del año cuando no tenemos tanto volumen de trabajo. Pero es precisamente en estos picos cuando se rentabiliza la inversión realizada, justo cuando más lo necesitamos. De otra manera son horas perdidas, muchas horas perdidas.

Y es aquí donde a las empresas les toca hacer una reflexión, si quieren invertir para sacar el máximo rendimiento a sus recursos humanos o no. En el segundo caso en muchas ocasiones toca contratar más gente, pagar horas extras o compensar las que se hacen en momentos de pico con descansos en otras épocas de poco trabajo.

También es una inversión en salud laboral, simplemente por la cantidad de estrés que puede evitar tener cualquier problema en un momento de mucho trabajo con una herramienta que deberíamos haber renovado hace ya un tiempo. Y esto al final también afecta de forma notable a la cantidad de tareas que somos capaces de completar.

Imagen | stevepb

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios