Publicidad

No, no queremos una jornada de 4 días, basta con cumplir con las 40 horas semanales

No, no queremos una jornada de 4 días, basta con cumplir con las 40 horas semanales
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hay algunas experiencias que se han probado en empresas de diferentes partes del mundo que miden el resultado de implantar una jornada laboral de cuatro días. En la mayoría de los casos no hay reducción de salario, de compensa con una mejora de la productividad, de la reducción de las bajas laborales y el absentismo. La realidad es que muchos se conformarían con cumplir con las 40 horas semanales.

Porque no hablamos ya de la dificultad de implantar una medida de este tipo en un país como España volcada en el sector servicios. Al final un comercio tiene que abrir una serie de horas y necesita empleados que cubran dicho horario. Si se reduce el número de horas que trabajan, necesariamente tiene que contratar más gente.

Pero es que en la mayoría de los sectores los trabajadores declaran seguir trabajando más allá de las 40 horas semanales, ya sea en su casa, haciendo horas extras que se compensan en la mayoría de los casos, pero no en todos. Y la mejora en la productividad se puede buscar con una ayuda a la conciliación de vida personal y profesional.

Es aquí donde quizás más tendrían que incidir las empresas para lograr mantener contentos a sus empleados, facilitando la flexibilidad horaria y dando margen para que los empleados puedan resolver cuestiones de su día a día sin necesidad de aumentar el estrés que les genera un horario extenso.

Porque si al final vamos a un modelo de trabajo por proyectos, donde cada vez los profesionales se organizan de la mejor forma para ellos, pero tienen que cumplir unos plazos con las empresas, la realidad se impone. El horario no tiene sentido. Esta es una de las principales críticas que se hacen a la ley de registro horario que obliga a las empresas a que sus empleados marquen la hora de entrada y salida cada día.

Lo cierto es que seguiremos hablando de esta cuestión en los próximos años. El reparto del trabajo con la implantación en muchos sectores de la robotización y el uso de la inteligencia artificial seguramente hará replantearse a muchos el número de horas que tiene la semana laboral, algo que lleva casi 100 años sin tocarse. Por no hablar de que el aumento de la edad de jubilación haría más fácil poder llevar la carga de trabajo con menos horas.

Imagen | ZimZamZulu

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios