Publicidad

España, hub empresarial eurohispanoaméricano: multilatinas y pymes transoceánicas

Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Os recomiendo la lectura de este artículo de Javier Santiso en La Vanguardia, al que llego vía Barcepundit. Es, en esencia, un resumen de su libro La decada de las multilatinas. La idea del mismo gira sobre la necesidad de aprovechar las oportunidades de negocio derivadas de convertir a España en un hub empresarial eurohispanoamericano, con referencias a las miltilatinas, que yo creo extensivas a un nuevo concepto de pyme, la pyme transoceánica.

La tesis de Santiso es que, si los años pasados fueron los del desembarco de las grandes empresas españolas en Hispanoamérica, ahora, con la revitalización económica de la zona, y el auge de las multinacionales iberoámericanas, las llamadas multilatinas, debiéramos aprovechar el movimiento inverso. España esta en una situación inmejorable para ser la cabeza de playa en el desembarco de dichas empresas en la Unión Europea, un mercado muy goloso para las mismas. Una oportunidad que hay que desarrollar y que no hay que dejar escapar, como señala Santiso.

En cualquier caso, el camino por recorrer es todavía amplio. De las 150 mayores multinacionales latinas en proceso de expansión apenas un 10% tiene sedes europeas en España. Visto de otra manera, hay una oportunidad muy grande aquí que potenciar. De hecho, apenas la mitad de estas multilatinas tiene operaciones en Europa, y todavía para muchos son incipientes

Sin duda es una excelente ocasión para que empresas y emprendedores españoles colaboren y se ofrezcan proactivamente para captar ese futuro desembarco.

Por otro lado, y habida cuenta del fenómeno migratorio de ida y vuelta que se ha producido entre España e Iberoamérica en los últimos años, cabría pensar que es posible incrementar las relaciones comerciales, de import-export, de distribución de productos de una y otra zona. Las pequeñas empresas especializadas en este tipo de actividad, apoyadas por los contactos locales desplazados de sus países de orígen, pueden dar mucho juego y alegrías.

El comercio puro y duro a pequeña escala, uno de los grandes olvidados frente a las infraestructuras o los servicios, puede ayudarnos a construir un futuro juntos, más sólido y menos propenso a burbujas y pinchazos.

Vía | Barcepundit Más información | La Vanguardia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir