Compartir
Publicidad

¿Por qué el dato de la EPA es diferente al dato del paro registrado?

¿Por qué el dato de la EPA es diferente al dato del paro registrado?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los datos de desempleo de nuestro país se vienen calculando de dos formas diferentes: por un lado, tenemos los datos de paro registrado que se publican en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo INEM) de manera mensual y, por otro, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica el INE de forma trimestral.

Sin embargo, si echamos un vistazo a ambas estadísticas nos daremos cuenta de que muestran datos significativamente diferentes. Mientras la EPA refleja casi 5.896.300 parados, los últimos datos de paro registrado muestran un descenso en la tasa de desempleo de 16.620 personas hasta los 4.795.866 desempleados. ¿A qué se debe esta diferencia? Básicamente, a que las estadísticas no miden lo mismo.

¿Qué mide la EPA?

La EPA es una encuesta telefónica realizada a 60.000 familias con personas en edad de trabajar. Se trata de un sondeo armonizado para todos los países de la Unión Europea que mide no solo el número de empleados, sino también la población activa y ocupada. Para la EPA, la persona desempleada es aquella que estando en edad de trabajar y busca empleo de forma activa, esté inscrita en las oficinas de empleo o no.

La población desempleada incluida en la EPA comprende a aquellas personas mayores de 16 años que cumplen simultáneamente los requisitos de no tener empleo por cuenta propia o ajena durante la semana anterior a la elaboración de la encuesta, buscar empleo en las cuatro semanas anteriores a la entrevista y estar disponible para trabajar en las cuatro semanas siguientes.

¿Qué miden los datos de paro registrado?

Los datos publicados por los Servicios Públicos de Empleo tienen en cuenta el número de personas que están registradas en sus oficinas a finales del mes anterior a la publicación. Excluye a ciertos colectivos demandantes de empleo, conocidos como Denos, como los que buscan su primer empleo durante o tras finalizar sus estudios, trabajadores beneficiarios del subsidio agrario o personas apuntadas a cursos de formación de los Servicios Públicos de Empleo.

También aquellos demandantes que solicitan un empleo para un período inferior a tres meses o las personas que buscan un trabajo con una jornada inferior a las veinte horas semanales.

¿Cuál de los dos indicadores es más fiable?

La amplia diferencia entre ambos datos crean muchas dudas entre la población y expertos, que muchas veces no saben cuál es la cifra real de desempleados y, en todo caso, cuál de las dos es más relevante a efectos del cálculo de la tasa de desempleo de nuestro país.

Tengamos en cuenta que no todos los parados están inscritos en una oficina de los Servicios Públicos de Empleo, puesto que la obligatoriedad de hacerlo se limita a quien tiene derecho a percibir alguna prestación por desempleo o beneficiarse de las políticas activas de empleo. De este modo, puede haber parados que no estén inscritos en el INEM y que aparezcan reflejados en la EPA. Análogamente, puede haber personas que estén inscritas en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo y que no estén buscando activamente un trabajo, aunque también es cierto que éstas son una minoría.

Por estos motivos, y si definimos la persona desempleada como aquella que busca activamente un trabajo y no lo encuentra, el dato más fiable es el de la EPA. Entonces, ¿por qué los medios de comunicación utilizan también el del paro registrado? Entre otras cosas, porque se trata de una estadística con una periodicidad mayor, al publicarse cada mes, mientras que la EPA tiene periodicidad trimestral. Además, es un buen indicador para conocer la evolución de la tasa de desempleo y el número de cotizantes a la Seguridad Social.

En Pymes y Autónomos | El derecho a paro de los socios que cotizan en el RETA Imagen | Daquella Manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio