Compartir
Publicidad

Uno de cada cuatro autónomos trabaja más de 50 horas efectivas a la semana

Uno de cada cuatro autónomos trabaja más de 50 horas efectivas a la semana
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los mayores inconvenientes de trabajar por nuestra cuenta es cómo crece el número de horas que semanalmente se dedican a nuestra actividad. Según los datos recientes de la EPA un trabajador autónomo dedica un 25% más de tiempo a trabajar que uno por cuenta ajena. Y a esto hay que sumarle que uno de cada cuatro autónomos trabaja más de 50 horas efectivas a la semana.

Y hablamos de horas efectivas, es decir, solo de trabajo, donde no se tienen en cuenta ni desplazamientos ni horas de comida. La media de los autónomos es de 40,7 horas de trabajo efectivo a la semana, pero si tienen trabajadores contratados esta cantidad sube hasta los 43,4. Hay que tener en cuenta que los asalariados tienen una media de 32,5 horas a la semana.

Son más horas de las que constan oficialmente en las estadísticas

Por un lado aquí se cuenta que dentro del sector de los contratados por las empresas hay una parte importante de trabajadores a tiempo parcial, lo que hace que la media semanal baje. Por otra, que aquellos que están en empresas donde todavía prima el presentismo, que no se marchan hasta que no lo hace el jefe, nunca declaran trabajar más de 40 horas, aunque su permanencia en la empresa exceda dicha cantidad.

También muchos autónomos tienen cierto reparo en declarar todas las horas que trabajan a la semana. No es lo mismo obtener un beneficio de 1500 euros semanales trabajando 40 horas a la semana que 60. Siempre nos gusta decir que ganamos más y trabajamos menos de lo que realmente hacemos.

Por otro lado muchos autónomos concentran su actividad en una parte del año donde más se les acumula el trabajo. En determinados sectores, como la hostelería el número de horas crece hasta casi las 50 a la semana. Y aquí hay que tener en cuenta que se acumulan sobre todo en fines de semana y festivos o durante la temporada alta.

Y además hay una serie de horas fantasma, las que los autónomos no dedican a trabajar, pero si a gestionar su negocio. Son las horas que muchas veces se tienen que dedicar a la facturación, impuestos, cumplir con la legislación vigente en su sector, que les puede robar mucho tiempo al cabo de la semana.

También hay que tener en cuenta las horas que el autónomo va a trabajar incluso aunque esté enfermo, para seguir teniendo ingresos. Lo mismo ocurre con las vacaciones, donde es muy raro encontrar a algún profesional por cuenta propia que se tome un mes completo a lo largo del año.

Conciliar para el autónomo, una de la ventajas de ser tu propio jefe

Esto hace que la jornada laboral del autónomo sea interminable. ¿Significa esto que tiene más difícil conciliar? No necesariamente, ya que precisamente el motivo por el cual muchos trabajadores prefieren hacerse autónomo es poder adaptar sus horarios según sus necesidades.

Está claro que un bar en plena temporada alta no va a poder permitirse muchas alegrías con la conciliación, pero si el resto del año. O un taxista por muchas horas que pase al volante, puede organizarse para ir a buscar y recoger a sus hijos al colegio, por ejemplo. Esta es una ventaja muy apreciada por el colectivo y que muchas veces compensa el exceso de horas realizadas.

En Pymes y Autónomos | ¿Jornadas laborales de 35 horas? Por el momento, Hacienda se opone a ello

Imagen | TBIT

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio